Por la fecha 10 del Apertura 2013, Tigres vence 1-0 a Cruz Azul con gol de Juninho.

El Previo. Tras un endeble inicio, Cruz Azul ha hilvanado una serie de triunfos que le han permitido volver a competir por los primeros lugares. El Domingo pasado, en el Nemesio Diez, Guillermo Allison fue el héroe al atajar un penal sobre la hora, para así mantener el triunfo sobre Toluca. Tigres, por otro lado, ha entrado en una racha de empates dramáticos. Ante Chiapas y Veracruz, dejaron ir el triunfo en el último minuto. Y la semana pasada, en el Volcán, el equipo felino realizó una verdadera hazaña al revertir un 0-3 en favor de las Chivas.

Estadio Auriazul. Por la lluvia y los disturbios de los Maestros, el Estadio Azul registró una penosa entrada. Los aficionados de Tigres se presentaron en un diminuto número, algo extraño en ellos, pero aun así lograron hacer más ruido que los locales.

Inicio felino y factor ‘Corona’. Tigres agarró la pelota en el Azul y fue mejor que la Máquina, que se vio confusa y falta de ideas en la ofensiva. El primer aviso fue de los visitantes, producto de un cabezazo de Alan Pulido que pasó apenas arriba del travesaño. José de Jesús Corona comenzó a ser figura del partido, sobre todo cuando logró taparle un remate a cruzado al 25′, en posición solitaria, a Danilinho.

Se veía venir. Tanto insistía Tigres que la apertura del marcador parecía inevitable. Y así fue. Al 43′, Damián Álvarez mandó un buen centro a segundo poste donde apareció Juninho para fusilar a Corona.

Lee también   Atlas se esforzó para no ganar

Codazo y camión. Al 53′, Carlos Salcido se fue expulsado tras propinarle un fuerte codazo a Mauro Formica en el cuello. Francisco Chacón le mostró la segunda amarilla y lo mandó al vestidor. ‘Tuca’ sacó a Pulido, le dio ingreso a Viniegra y mandó, una vez más, el camión atrás para aguantar el marcador.

El drama de Palos. Los minutos finales fueron no aptos para cardíacos. Con un hombre menos, Tigres no tuvo otra que aguantar el embate cruzazulino durante el segundo tiempo. El equipo de Ferretti mostró orden y mantuvo sin peligro la portería de Palos. Al menos hasta los minutos finales donde se hizo insoportable. Enrique Palos se volvió héroe y villano en dos jugadas consecutivas. Primero, el arquero norteño se mandó un paradón al 84′ y luego, un minuto más tarde, en un revoltijo de piernas y disparos en el área, Palos terminó soltando una pelota fácil para que Joao Rojas la empujara al fondo de la red. Sin embargo, Francisco Chacón marcó falta y anuló el empate capitalino.

Lo que viene. Cruz Azul visitará a Tijuana mientras que Tigres recibirá a Puebla. Ambos partidos por la fecha 11 del Apertura 2013.