En partido correspondiente a la fecha 8 de la Liga Bancomer MX, Cruz Azul 0-2 Querétaro.

EL DATO. El encuentro se disputó en el terruño original de la Máquina, en la cancha donde juega su filial Cruz Azul Hidalgo, el estadio 10 de diciembre.

AY, EL ARBITRAJE. Transcurrían siete minutos cuando Apodi cayó en el área por supuesta falta de Gerardo Torrado. El silbante no dudó en marcar penal, pese a que no hubo infracción que obligara a tomar esa decisión.

LO APROVECHA. Siendo el menos culpable de la pifia arbitral, Esteban Paredes le sacó jugo al regalo y ejecutó la pena máxima, engañando bien a Jesús Corona, para abrir el marcador al minuto 8.

GALLO BRAVO. Al minuto 38 Paredes le puso el esférico a Luis Loroña para que éste lo bajara con maestría y se enfilara de cara al arco para sacar un disparo que culminó en las redes; Corona nada pudo hacer para evitar el segundo tanto queretano.

NI DE CHISTE IBA A ENTRAR. El segundo tiempo fue exclusivo de Cruz Azul, que buscó una y otra vez el gol. Para su mala fortuna, los cementeros se toparon con un Edgar Hernández imbatible. El arquero de los Gallos se convirtió en un pulpo para sacar balones de todo tipo con el fin de mantener intacta su portería.

LA MALA NOTA. Previo al inicio del cotejo se registró una bronca en las tribunas entre aficionados de ambos equipos.

LO QUE VIENE. En la próxima jornada Cruz Azul visitará al Toluca y Querétaro recibirá al Puebla.

Lee también   Top Sapiens