Por la fecha 3 del Apertura 2013, Cruz Azul empata 1-1 ante Chiapas con goles de Mariano Pavone y Avilés Hurtado.

La jornada 3 del Apertura 2013 iniciaba con altas expectativas tras una serie de partidos espectaculares el fin de semana pasado. Cruz Azul había dejado muchas dudas en la derrota ante Santos en Torreón mientras que Chiapas se había visto aceptable ante unas paupérrimas Chivas en el Estadio Zoque.

El partido nos entregó una primera mitad infumable, sobre todo en sus primeros 35 minutos. Al 33′ avisó Mariano Pavone con un remate que pasó a centímetros del poste, generando peligro más no superioridad en el encuentro. Cruz Azul se veía confuso y falto de idea a la hora de atacar, mientras que el visitante se plantó con orden y esperó los contragolpes. El mayor dolor de cabeza para los cementeros fue el colombiano Avilés Hurtado, quien con desbordes y jugadas individuales mantuvo en ascuas a los defensores azules.

Al 39′ vino la reacción de Cruz Azul con una gran jugada individual de Joao Rojas que culminó en un remate al brazo de Javier Muñoz Mustafá. El árbitro marcó penal e increíblemente Pablo Barrera lo falló estrellándolo en el poste. La frustración se apoderó de los dirigidos por Guillermo Vázquez y Chiapas reaccionó. Un tiro al poste de Carlos Ochoa casi abre el marcador para los de Sergio Bueno en el Estadio Azul.

Ya en el complemento, el matiz del encuentro se mantuvo igual hasta el 70′. En un gran gesto técnico el mejor jugador del encuentro, Hurtado, clavó en el ángulo un tiro libre fastuoso. Sorpresa en el Azul, al menos por unos minutos. La Máquina despertó e igualó inmediatamente con un golazo de Mariano Pavone. El argentino pilló adelantado a Alfredo Fraustro y disparó desde larga distancia con una bonita parábola. De ahí en adelante el partido se volvió una pachanga. ¿Por qué? Empezó a granizar, acompañado de una lluvia torrencial y la cancha se volvió un verdadero campo de Water Polo. Increíblemente el árbitro del encuentro, Miguel Ángel Ayala, decidió que las condiciones eran aptas para continuar el juego. Algo totalmente inaceptable.

Lee también   Atlas duerme como superlíder

El juego se reanudó y las patadas fuertes comenzaron a aparecer. El balón no podía rodar y la continuidad del partido desapareció. Sobre la hora, Joao Rojas se escapó, eludió a Fraustro y consiguió el segundo… sólo para que este fuese anulado por el mismo Ayala por una falta ante Pavone metros atrás. No hubo ley de la ventaja.

Cruz Azul llega a 4 puntos producto de una victoria, un empate y una derrota. Chiapas, por su lado, suma dos unidades gracias a dos empates y una derrota.