Extraordinaria demostración futbolística de Messi que hizo cuatro goles ante un Valencia que pudo haberse ido con más cuero encima. Los culés siguen a diez del Madrid…

Y no le fue tan mal al Valencia, y es que el 5-1 le salió barato ante una nueva demostración de futbol total del equipo catalán, y sobre todo de Lionel Messi, que cuando se pone en plan extraterrestre simplemente no hay quien lo frene, aunque sin duda, lo más importante para los culés, es que se repusieron de un inicio sorpresivo que los puso a temblar cuando a los 9′, Piatti aprovechó una mala salida de Valdés y mandó al frente al cuadro naranjero.

Pero hagan de cuenta que ese gol encendió el chip blaugrana, ese que activa el futbol asociado y elegante, total y frenético, que también asfixia y somete a sus rivales. Así, el Valencia se empezó achicar hasta prácticamente desaparecer, y es que es normal que cuando el Barça se apodera del balón, hace ver mal a cualquiera que se le ponga por delante.

Además, para colmo de la visita, resulta que Lionel Messi salió con ganas de jugar y en cuestión de cinco minutos el argentino ya le había dado la vuelta al partido, sí a los 22′ lo igualó y a los 27′ lo puso favorable para su causa.

Para el complemento fue un verdadero paseo por el Camp Nou, y es que el Barça, sin exagerar, pudo haber metido ocho o nueve goles, pero Diego Alves estuvo «gigante» bajo los tres palos y Alexis Sánchez todo lo contrario de cara al marco.

Lee también   Neymar lanzó guiño al Barça al mencionar que quiere volver con Messi

El Valencia, a pesar del baile que le estaban propinando, tenía vida con el 2-1, pues era alcanzable, y cerca estuvieron de hacer la travesura pero Valdés se lució ante el bombazo de Feghouli quien aprovechó un rechace infame de Piqué al centro del área. Esa sería la última gran chance del Valencia porque después no le quedó de otra que maravillarse con el futbol del Barcelona.

Sí, el dominio culé nunca cesó, y Messi por su parte, no se cansó de humillar al Valencia, pues les hizo otros dos y todavía en la compensación, Xavi, quien entró a los 86′, hizo el quinto gol culé en una noche mágica para Messi y el FC Barcelona que han vuelto a deleitar con su juego, a pasar lista de presente en liga y sobre todo, a avisar que mientras se acuerden de jugar a ese gran nivel, es un equipo imbatible.