Argentina apenas pudo sacar un empate como local ante Bolivia y pone de manifiesto que no hay equipo en la selección.

El pronóstico era una goleada frente a un rival débil. La goleada no llegó, pero el débil sí se hizo presente y a pesar de sus carencias le sacó un empate con sabor a triunfo a la ya no poderosa selección argentina. Bolivia jugó con sus limitantes técnicas y futbolísticas, sin embargo rescatan un punto gracias al gol de Marco Moreno a los 55 minutos de juego. Si el punto les sabe bien, mejor les ha de saber que exhibieron de fea forma a la Albiceleste.

Durante el primer tiempo y en pasajes del segundo, Bolivia se defendió hasta con seis hombres clavados en el área chica. Rendidos a aguantar metralla, los bolivianos no imaginaron la falta de creatividad y acoplamiento que caracteriza a la selección de Sabella. Argentina no encontró la fórmula de lastimar al rival y no precisamente porque el adversario fuera una muralla de respeto, sino porque en el campo los integrantes de la Albiceleste no se acoplan. Pareciera que juegan sin idea y de ser así el responsable está en la banca.

En la defensa, Demichelis es un árbol que se derrumba con un ligero viento. En la media cancha, Gago es un manojo de nervios que se confunde a la hora de elegir qué hacer con el balón. Adelante, Messi intenta y procura hacer algo, mas no puede al estar completamente solo. Higuaín paga las consecuencias de lo que el resto de sus compañeros no hace.

De no ser porque Lavezzi entró tocado por la suerte, Argentina estaría llorando una derrota incluso merecida. Ezequiel encontró el empate cuatro minutos después del gol boliviano y con ello consigue una unidad, cifra estadística para la eliminatoria, pero resulta hasta grosero debido a las proporciones de plantel que tiene la selección argentina con respecto a Bolivia.

Lee también   "Viví lo más feo dentro de una cancha": Demichelis

En resumen fue un partido gris, sin propuesta, hasta podría decirse que sin convicción por parte de Argentina. Bien lo dijo Menotti: «lo primero es tener una idea de a qué se quiere jugar». Alguien avísele a Sabella que ya es técnico nacional y que su equipo practica un futbol sin batuta.

Así jugaron:

ARGENTINA: Romero; Burdisso, Demichelis, Rodríguez, Zabaleta; Mascherano (Sosa 81´), Gago, Pastore, Álvarez (Lavezzi 58´); Messi, Higuaín. DT Alejandro Sabella.

BOLIVIA: Arias; Vargas, Rivero, Gutiérrez, Méndez, Flores; Robles, Cardozo, Hermoza (Segovia 52´); Escobar (Chávez 83´), Moreno (Andaveris 76´). DT Gustavo Quinteros.