Dos errores, uno arbitral combinado con otro de Neuer, le habían dado esperanzas al Arsenal, sin embargo, la superioridad del Bayern no ha dejado dudas, está con pie y medio en cuartos de final…

Sí, el Bayern München firmó un primer tiempo perfecto que puso en jaque al Arsenal y les complicó de sobremanera el juego y esta eliminatoria de octavos de la Champions. Arrancaron bien los Gunners, con dos llegadas relámpago, pero a la primera que tuvieron los germanos no perdonaron, Tony Kroos hizo un soberbio gol a pase de Müller, definiendo a media altura un balón complicado pero disparado con exceso de técnica que dejó viendo visiones a Szczęsny. Se jugaban apenas los siete minutos.

La avalancha teutona era demoledora, ¡impactante manera de jugar con rapidez y precisión! En ese andar por la cancha del Emirates los locales no daban crédito a lo que estaban viviendo, estaban siendo borrados del terreno de juego y pagaron caro sus desatenciones defensivas, pues a los 21′ el propio Müller aprovechó un rechace de Szczęsny y prácticamente sobre la línea de gol mandó el balón al fondo.

Estaban 0-2 y se salvaron de otro par, pero la relajación del medio tiempo le dio algo de bríos renovados a los Gunners que salieron más enchufados para el complemento. El Bayern, por su parte, le bajó a las revoluciones y dejaron crecer a un rival que consiguió recortar distancias a través de Podolsky a los 55′ en una jugada gratuita y patrocinada por el central del juego, el noruego Svein Moen, que regaló un tiro de esquina totalmente absurdo y ya en el cobro, Neuer hizo de las suyas con una pésima salida aprovechada por Podolsky.

Lee también   Milán mira hacia arriba: Massimiliano Allegri

Ahí parecía que el Arsenal tendría aire para intentar la igualada, pero el Bayern, que padeció sólo unos minutos más, volvió a retomar el control del juego, apretaron tuercas en el medio campo con la entrada de Robben y Luiz Gustavo y se adueñaron de la pelota una vez más, y así, con la de gajos en los pies son muy peligrosos, tanto, que hicieron el tercero a los 77′ obra del goleador croata Mario Mandžukić que dejó cifras definitivas de 1-3 para el Bayern que ahora en casa, tendrá que cuidar su ventaja y evitar por todos los medios, que el Arsenal tenga algún momento de inspiración.

Parece que todo está dicho…

ASÍ JUGARON:

ARSENAL: W. Szczęsny; P. Mertesacker, B. Sagna, T. Vermaelen, L. Koscielny; Arteta, Cazorla, J. Wilshere, A. Ramsey (T. Rosický 71′); T. Walcott, L. Podolski (O. Giroud 72′)

BAYERN: M. Neuer; P. Lahm, D. Van Buyten, Dante; B. Schweinsteiger, D. Alaba, F. Ribéry (Robben 63′), Javi Martínez, T. Kroos (Luiz Gustavo 73′), T. Müller, M. Mandžukić (M. Gómez 79′)