Deportivo Quito dio la campanada de los octavos de final de ida en la Copa Libertadores tras golear 4-1 a la U de Chile, uno de los favoritos del certamen.

Vaya sorpresa dio la Academia ecuatoriana. Uno de los mejores equipos del continente, Universidad de Chile, viajó a la altura de Quito con el propósito de conseguir un buen resultado de cara al juego de vuelta en casa.

Pero ambos equipos sorprendieron. Un Deportivo Quito que trabajó por conseguir un buen resultado pero que nunca imaginó uno tan amplio como éste. La ‘U’, por su parte, se mostró irreconocible en la cancha del Olímpico Atahualpa, nada que ver con el campeón de Copa Sudamericana y bicampeón chileno que es.

Los locales abrieron el marcador al 30′ e inmediatamente sufrieron la expulsión de un hombre y el gol del empate, lo que en teoría inclinaba las acciones a favor de los chilenos.

Las cosas no fueron así. La noche se terminó de tornar negra para los visitante y no sólo por el color del uniforme de Deportivo Quito, sino por las acciones del encuentro, donde tres goles y una expulsión sentenciaron el juego y posiblemente la serie contra los ecuatorianos.

Las dos escuadras volverán a verse las caras el próximo jueves y Universidad de Chile tendrá que ir por una hazaña si quiere seguir vivo en el certamen.

Lee también   Arsenal gana a Zamora y se aferra a un milagro