El conjunto culé sigue demostrando que no va a cederle terreno al Real Madrid en su lucha por quedarse con la Liga y esta vez, en lo que sería el derby catalán, derrotó al Espanyol 3-0-. En el inicio Espanyol intentó presionar la salida del cuadro azulgrana, pero con el correr de los minutos se fueron metiendo en su campo. Ya a partir de los 10 minutos Barcelona era claro dominador del partido, pero le faltaba profundidad en ataque. Los locales dejaban pocos espacios al agrupar a casi todo el equipo en labor defensiva.

Los goles llegarían en el segundo tiempo. Luis Suárez (50′) aprovechó un mal pase hacia atrás de Jurado y se fue directo al arco de Diego López. El charrúa -como era de esperarse- no falló. Este gol le dio a los azulgranas más tranquilidad para manejar el partido y aprovechar los espacios que Espanyol empezó a dejar en el medio.

Así llegaría el segundo tanto del Barcelona. Messi -con espacio- condujo el balón hasta el borde del área y lo pasó en el momento justo a Rakitic (76′) que definió con clase para ponerla al palo más lejano de Diego López. Y, ya sobre el final, apareció de nuevo Luis Suárez (85′) para firmar su doblete. El ‘Pistolero’ dijo gracias cuando el lateral izquierdo del Espanyol despejó mal un balón en el corazón del área y le quedara servida para sellar el triunfo.

Con esta victoria el Barsa sigue empatado con el Real Madrid, ambos con 81 unidades, pero e conjunto catalán estaría por encima por llevar ventaja en los juegos directos entres ambos clubes, aunque el equipo merengue tiene un partido menos.

Lee también   Porto gana por 3 a 0 a Belenenses