La derecha del ídolo de Tepito sigue intacta. Le metió rosca a un tiro libre y levantó la mano por si Vuce ocupa más experiencia.

La previa. La jornada 9 de la Liga de Ascenso MX abrió con un partido protagonizado por un Lobos BUAP que perseguía a las Ballenas de Galeana en los últimos lugares de la tabla general, aunque ambos venían de antecedentes distintos, ya que los poblanos perdieron ante Dorados y los de Morelos salieron victoriosos sobre Altamira en la jornada anterior.

El dato. Fue una noche especial en Puebla. Tras 7 semanas sin jugar, el último gran ídolo americanista regresó de una lesión para darle el triunfo a su equipo. Sólo había tenido participación en tres encuentros (Zacatepec, Necaxa, San Luis) antes del de hoy, para totalizar 255 minutos y únicamente un gol en lo que va del Apertura.

Llegó motivado. El orgullo motivó a Blanco a jugar su mejor partido con Lobos. Desde la primera parte, levantó la mano para pedir la pelota y aunque las piernas ya no le dan como antes, la velocidad de su cerebro le bastó para generar un par de opciones de gol sin capitalizar en el primer tiempo.

Buen cambio. Tras el empate sin goles en la primera mitad, Hebert Alferez, el ex rojinegro que también jugó en el futbol croata, ingresó para darle mayor movilidad al ataque de Lobos. Cerca estuvo de anotar, de no ser por un gran lance del arquero Mejía de Ballenas.

Momento mágico. Para los románticos, lo que sucedió al 70’ en la cancha de Lobos, fue emotivo. Pelota parada por el corredor derecho del área, barrera acomodada, atención al máximo sobre el balón, expectativa de servicio y el Cuauh, perfilado para acariciar a su amigo.¡¡Tuc!!, toque y adentro. Golazo de Blanco para el triunfo de Lobos. Por si en la selección falta un especialista del tiro libre.

Lee también   Colombia derrotó a Uruguay y enfrentará a Brasil en cuartos

Lo que viene. Lobos tendrá una visita complicada cuando se meta al Marte R. Gómez para medirse ante Correcaminos, que es uno de los líderes. Galeana se medirá a otro de las franquicias debutantes en el circuito, el Zacatepec, en el actual clásico morelense del futbol nacional.