El Barcelona derrotó 3-0 al Eibar en el CampNou por la jornada 19 de LaLiga. Con un doblete de Luis Suárez y otro de Messi (su gol 400 en Liga), los azulgranas ponen velocidad crucero como punteros en el balompié español a falta de la segunda vuelta liguera.

Arrancó mas dominante el Eibar en el NouCamp. Ahogando la salida de pelota culé.

El partido se empezaba a equilibrar sin ser el Barça un equipo arrollador. Pero una acción sobre el minuto 18, dejó en claro las amplias diferencias de calidad individual entre un equipo y otro.

Coutinho y Luis Suárez evocaron sus días en Anfield Road y combinaron a pura precisión y velocidad. El uruguayo definió cruzado y marcó el 1-0. El Barça ganaba con apenas un chispazo de inspiración de sus atacantes sudamericanos.

Eibar, no obstante, no se desordenó y siguió jugando de igual a igual en el mismísimo coliseo azulgrana. El elenco vasco por momentos controló las acciones, aunque sin inquietar en demasía al golero teutón MarcAndre TerStegen.

El partido se fue al entretiempo con un Barça victorioso por la mínima, pero con poco vuelo futbolístico; y con un Messi que salvo algún destello de genialidad innato, pasó desapercibido en los primeros 45.

En la segunda mitad el Barça cambiaría la actitud y ampliaría la ventaja en el marcador.

Primero fue Messi, que tras una mala salida vasca, condujo y pasó para su amigo Luis, el uruguayo pasó a Coutinho y el carioca de nuevo a Suárez, que se la devolvió al argentino para que rematara fuerte, raso y cruzado para hacer el 2-0 y su gol 400 en LaLiga (algún medio español le contabiliza 399). Otro día en la oficina del santafesino, que aprovechaba para ampliar la brecha en el “Pichichi” y la Bota de Oro.

Lee también   Un Cacho de gol inolvidable

Inmediatamente, y con un Eibar tocado por el gol encajado, de nuevo “el pistolero” fue el más rápido y el más pillo para castigar al meta Asier Riesgo y convertir el 3-0 en el CampNou.

Ernesto Valverde dio entrada al chileno Arturo Vidal por Sergio Busquets al minuto 65. También entró el campeón mundial Ousmane Dembele por el brasilero Arthur.

El Eibar ya no presionaba y se resignaba a intentar no encajar una goleada a falta de 20 minutos para el final.

El partido llegó a su final con triunfo del Barça para seguir liderando LaLiga en velocidad crucero, sin dejar alguna esperanza a sus perseguidores de acercarse. Los catalanes le siguen sacando 5 puntos de ventaja al Atlético de Madrid que es segundo, y 10 al tercero, el Sevilla.

El próximo compromiso blaugrana será la vuelta de Copa del Rey como local ante Levante, donde deberá remontar. Por Liga, también en suelo catalán, recibirá a un Leganés que fue de los pocos que hizo besar la lona a los de Valverde en la primera vuelta.