El Barcelona, que quería continuar en lo más alto de la tabla, recibía la visita del Granada en el debut de Quique Setién en el banquillo.

Foto vía Twitter @FCBarcelona_es

Con gol de Lionel Messi (75′), el equipo blaugrana logró llevarse un sufrido triunfo por 1-0 ante un equipo granadero que le plantó cara, pero para jugar al empate.

El club catalán fue superior desde el inicio del partido, su ya tan acostumbrada tenencia de la pelota los hizo más insistentes en el ataque, pero la puntería no estuvo tan atinada.

Unas pocas llegadas con peligro al arco lo hicieron superior, pero nada que lograra incomodar al arquero rival, quien ensució poco el uniforme.

La primera parte terminó con un fatídico empate sin goles, siendo el Barcelona superior, pero sin poder capitalizar las jugadas. De momentos no se veía la mano de Setién.

El equipo culé siguió siendo el dominador del partido en la segunda mitad, pero seguía demostrando ser el equipo de Valverde, aquel que no tenía muchas ideas en el frente de ataque más allá de la cantidad de pases que generaba.

A diferencia del primer tiempo, en el complemento los blaugranas no tuvieron muchas oportunidades de rematar al arco y las pocas que tuvieron no pudieron concretarlas.

Pero como en los últimos tiempos, el Barcelona encontró una manera de anotar partiendo de una individualidad. Con el partido con uno menos para el Granada, ingresó Riqui Puig.

El canterano catalán generó, en una de sus primeras jugadas, el gol, cuando tocó desde la izquierda del área para el medio con Busquets, quién entregó el balón para Messi y filtró para que Vidal con control y pase de taco, le dejara una servida al argentino que remató de primera con la derecha.

Lee también   Vestir la camiseta del Barcelona será motivo de cárcel en Emiratos Árabes

Con la victoria, el Barcelona sigue en lo más alto de la tabla de la LaLiga al llegar a los 43 puntos, manteniendo la igualdad con el Real Madrid.