Solo era cuestión de tiempo para que el Bayern de Múnich volviera a gritar campeón en la Bundesliga y lo terminó haciendo con la victoria sobre el Werder Bremen.

Lewandowski apunta a la Bota de Oro
Foto: YouTube

Con un solitario y más que suficiente gol de Robert Lewandowski, el conjunto bávaro se impuso por 1-0 a uno de los históricos de la liga alemana que está a punto de perder la categoría.

En el estadio del Bremen, el conjunto visitante parecía el local, pues como se vio durante toda la temporada ejerció un control total sobre la pelota y el partido, pero no lograba encontrar el camino al gol.

El local, como era de esperarse, no ponía mucha oposición ante el gigante de Bavaria y de Alemania, pues tuvo su primera clara cerca del minuto 20 con un remate al palo, pero esto solo sirvió para terminar de despertar a su rival que lo dominó en claro.

El Bayern buscó a lo largo del primer tiempo, pero si no encontraba el primero era por más fallos propios que por alguna intervención de su rival, por ello tuvo que esperar hasta el minuto 42 para celebrar el primero.

Como fue costumbre a lo largo de toda la temporada, apareció Lewandowski para abrir el cerrojo, cuando bajó un balón en el área y definió ante la salida del portero.

Para la segunda parte las cosas no cambiaron o para el caso del Werder Bremen, empeoraron, pues el conjunto muniqués estuvo muy cerca de hallar el segundo y hasta tres goles más que esos, pero por cosas del fútbol, no apareció.

Las cosas comenzaron a salir mejor para los locales cuando Alphonso Davies fue expulsado, pues desde ese momento comenzó a llegar al arco, pero la defensa bávara y Manuel Neuer evitaron el empate.

Lee también   Tienen su angelito

Con la victoria, el Bayern llegó a los 76 puntos, sacándole, al menos, siete de ventaja al Borussia Dortmund con solamente seis por disputar con tan solo dos jornadas, lo que lo hace ser campeón por octava vez seguida y la vigesimonovena (29) en la historia de la Bundesliga.