Con dos goles de Suazo y uno de Carreño, Monterrey hizo valer su corona en la Concachampions y dio un golpe casi definitivo en la ida de los cuartos de final ante Monarcas.

Contundencia total. Monterrey llegó menos que Morelia, pero aprovechó las ocasiones que tuvo para dar un paso importante a las semifinales de la Liga de Campeones de Concacaf, luego de vencer a Monarcas 1 – 3 en el estadio Morelos.

Tomás Boy no hizo concordar los hechos con aquello de que su objetivo es ir al Mundial de Clubes, metió la famosa rotación, le dio juego a elementos como Ayala y Sepúlveda, que por primera vez fueron titulares en el semestre y si bien su equipo no se vio mal fue evidente la falta de entendimiento en algunos casos.

Los visitantes no se guardaron nada. Vucetich mandó al campo a su once titular, con la peligrosidad que Reyna, Delgado, De Nigris y Suazo representan al frente. Fue precisamente el chileno el encargado de mover las redes en el Coloso del Quinceo.

Mauricio Romero derribó a Ángel Reyna en el área y el árbitro Francisco Chacón no dudó en señalar penal. Suazo se puso nervioso para definir justo al centro y abrir el marcador al minuto 27.

Morelia tuvo dos de peligro en la primera parte, pero el meta Orozco estuvo atinado en ambas. En la primera le sacó un cabezazo picado a Lugo con el pie y en la segunda recostó para tapar un disparo de Márquez.

Suazo es de esos jugadores iluminados que de vez en vez frotan la lámpara y muestran el genio. Agonizaba la primera mitad cuando el Chelito apareció por sorpresa en línea de fondo para meter una diagonal retrasada que Chupete resolvió con una ligera bofetada al balón para meterla pegada al poste. Rayados llevó dos de ventaja al descanso.

Lee también   ¡Remontan la Premier!

En el complemento, Boy metió a Alonso Sandoval y su ataque se reactivó. Al 59’, Joel Huiqui acercó a los de casa con un cabezazo cuyo salto hizo confundirlo con Carlos Pavón.

El partido cobró su mejor forma. Suazo reventó el poste al 63′, pero Carreño no fallaría para marcar el tercero ya en tiempo de compensación. Tomando en cuenta que el criterio de desempate global son los goles de visitante, Rayados dio un paso importante para acercarse al Mundial de Clubes una vez más.