Il Diávolo llegó a este partido con una racha de tres partidos sin perder, lo cual es admirable considerando lo irregular del equipo últimamente. En frente estaba el Genoa, uno de los equipos revelación del torneo, llegó como tercer lugar.

Bajo los pies de Bonaventura y la combinación con el japonés Honda nacían las primeras jugadas de gol por parte de los rossoneri. Pero hoy perín salió en plan grande y atajó de todo.

A los 15 minutos los genoveses recordaron su buen juego y anularon los circuitos lombardos. El defensa colombiano, Pablo Armero se mostró nervioso y no estaba coordinado con el portero Diego López.

A los 27′ tras un contragolpe el AC Milan apareció con Menez, quien esquivó dos defensas y remató al cuerpo del portero Perín. Tres minutos después, el Genoa ganó un corner. El defensa Antonelli se elevó y venció a Diego López. 1-0 al descanso.

En el complemento, el AC Milan salía con las intenciones de empatar el marcador. Pero, con muchas deficiencias en ataque no se pudo y el partido se hacía abierto, con espacios en las áreas, que para los delanteros y volantes del Genoa eran bien aprovechados.

Genoa: Perin, De Maio, Izzo, Perotti, Antonelli, Roncaglia, Falque, Matri, Kucka, Sturaro y Berlacci.

AC Milan: Diego Lopez, Bonera, Rami. Mexes, Armero, Montolivo, De Jong, Bonaventura, Honda, Menez y El Shaarawy.

Lee también   La Máquina pitó en Altamira