El Getafe desnudó al Barcelona de Ronald Koeman

El Barcelona jugaba sabiendo que un triunfo los sumaba al grupo de líderes que tiene LaLiga, pero visitaba al difícil Getafe que es fuerte en casa.

Getafe vs Barcelona
Foto: Twitter @GetafeCF

El cuadro azulón terminó por imponerse por la mínima 1-0 y por la vía del penal cobrado por Jaime Mata y así llegar a 10 puntos para ser el que se sume a los líderes.

Las cosas desde el inicio se veía que no irían bien para los culés, quizás guardando lo mejor para su debut en Champions del martes, pues comenzó con Pedri y Dembélé (quien volvió a defraudar), y dejando en el banco a Coutinho y Fati, quienes entraron pasada la hora y aportando muy poco.

El planteo local muy lógico, presión alta para incomodar a su rival y así lo hizo, aunque no le generó mucho peligro a Neto y tampoco pudo quitarle la pelota a la visita. Un cuadro blaugrana que hacía muy poco pese a esa tenencia, falto de ideas, ido del partido y con De Jong siendo el único enchufado cuando de atacar se trataba.

Así transcurrió la primera mitad y parecía ir por el mismo camino el complemento, hasta que el Getafe apretó y se fue al frente. En una acción que duró poco más de tres minutos y dos córners, un error defensivo del Barcelona dejó la pelota suelta en el área, Djené la tomó y De Jong imprudentemente le movió el pie de apoyo para que el principal ni dudara en cobrar la pena máxima, que fue ejecutada por Mata engañando al portero, apenas a los 10 minutos del segundo tiempo.

Lee también   Francia avanza a Cuartos de Final tras dinamitar a Argentina

El partido se daba como para que el Barça se molestara y sacara la casta, pero continuó con su ritmo, lento, pausado, sin sorpresa, sin ocasionarle peligro a un rival que sin dudarlo reventaba la pelota a cualquier lado.

Los ingresos de Coutinho y Fati, sacando a Dembélé y Pedri, se pensaban iban a cambiarle la cara al equipo y al partido, pero entraron en la turbulencia tediosa de su equipo y no pudieron ser protagonistas.

Un Barcelona que suma su primera derrota volviendo a jugar mal y siendo superado por su rival. Quedando solamente con cuatro puntos en sus cuatro primeros juegos, noveno, y con chances de quedar aún más abajo.