El Inter de Milán tuvo que sufrir para imponerse al Hellas Verona

El Inter no quiere ceder el paso en la Serie A y por eso en la nueva temporada sigue ganando. Ahora sufrió para vencer 3-1 al Hellas Verona con goles argentinos. Uno de Lautaro Martínez y dos del recién llegado Joaquín Correa.

Inter
Foto: YouTube

El cuadro local salió a sorprender. Presionaba y buscaba forzar un error interista, algo que consiguió al minuto 15, cuando Ilic robó una pelota al borde del área y se la picó a Handanovic ante su salida.

Tras la desventaja los de Inzaghi fueron al frente intentando empatar. La presión y el juego alto pasó a ser su arma frente al cuadro de Verona que se replegó y defendió como pudo su leve ventaja como pudo ante tanto asedio interista, pero le sirvió para irse ganando al entretiempo.

El Inter merecía más después de lo mostrado en el primer tiempo y en pleno reinicio consiguió la paridad, cuando Dzeko recibió un saque de banda y cabeceó hacia Lautaro Martínez, quien también cabeceó con facilidad para el 1-1.

El ritmo del Verona comenzó a bajar y ya no se veía que pudiera ganarle el partido a un rival que, si bien no aprovechó las ventajas ofensivas que les permitían sus contrarios, tenía la impresión de que podía ganarlo fácilmente.

Y así fue, pero por más precisión y jerarquía que por juego, incluso por más individualidad que por fútbol. Entró Joaquín Correa y en su debut marcó dos tantos, ambos golazos. El primero con un cabezazo al ángulo imposible para el portero y el segundo con un derechazo desde la medialuna clavándose en el lateral de la red.

Lee también   El campeón no da una

Con esto, el Inter sigue ganando en la ‘Serie A’ desde el año pasado y en esta nueva temporada es líder momentáneo con seis puntos en dos fechas.