El Manchester United consiguió cerrar el poco agradable año que tuvo con una sufrida victoria ante el Burnley por la Jornada 20 de la Premier League.

Foto vía Twitter @ManUtd_Es

Con goles de Anthony Martial (44′) y Marcus Rashford (90+4′) los Diablos Rojos lograron imponerse por 2-0 como visitantes en un partido en el que las faltas tuvieron gran protagonismo.

El conjunto de Solksjaer fue superior, pero eso poco le importó al conjunto local para hacerle frente a su rival, aunque fueron pocas las ocasiones de peligro que le generó.

Y aunque las oportunidades de gol fueron escasas, los locales ciertamente lograron incomodar con su juego al Manchester United, un juego brusco lleno de faltas, 17 que cometió el Burnley.

El primer gol de los visitantes cayó cerca del final de la primera parte, cuando Daniel James le dio un pase filtrado vía al área para Martial, quien logró definir de buena manera ante el arquero.

El segundo tiempo se jugó de la misma manera que el primero, pero con los locales más motivados en búsqueda del empate. Sin embargo, las oportunidades que crearon fueron escasas y con poco peligro para David De Gea, quien a pesar de todo tuvo actividad con la pelota parada en contra.

Sin merecerlo, los ‘Reds Devils’ se encontraron con el gol que sentenciaría el partido, justamente en el mejor momento que vivía el Burnley, que se veía cerca del empate.

Y es que luego de una falta en mitad de cancha cobrada por los locales, Young inició el contragolpe que comandaría Daniel James, quien pocos metros después de la media cancha soltó un pase para Rashford, quien ingresó al área, se quitó al portero y logró definir luego de un resbalón.

Lee también   Les costó trabajo

El Manchester United logró escalar a la quinta posición gracias a la victoria, pues llegó a los 31 puntos y superó al Wolverhampton y al Tottenham.