El Manchester United destrozó sin piedad al Leeds de Bielsa

El popular Leeds United de Marcelo Bielsa se sigue deshaciendo en la Premier League y para esta jornada se llevó un terrible goleada por parte del Manchester United para arruinar su grato regreso.

Manchester United
Foto: YouTube

Y es que el argentino regresó a un inmueble que le trae buenos recuerdos con el Athletic, pero para esta fecha los ‘Diablos Rojos» lo echaron a la basura para hacerle encajar la peor goleada de su carrera como técnico, pues se impusieron por 6-2 con los dobletes de Scott McTominay y Bruno Fernandes, además de los tantos de Victor Lindelöf y Daniel James.

McTominay comenzó el recital apenas a los dos y tres minutos con su doblete, primero sacando un remate raso desde fuera del área y luego definiendo cual delantero, al controlar de buena manera dentro del área y después definir cruzado ante la salida del portero.

Fernandes colocó la goleada antes de la media hora al provechar un balón suelto en el área y sacar un remate de derecha que se fue al poste del lado contrario del arquero. Lindelöf la estiró poco antes del final del primer tiempo, cuando disparó de primera otro balón suelto en el área, pero ahora tras un tiro de esquina. Justo en el cierre del primer tiempo llegó el descuento del Leeds, cuando Liam Cooper conectó de cabeza un centro tras un tiro de esquina.

Los reds devils comenzaron mejor el complemento y por eso colocaron las cosas 5-1, cuando James interceptó un pase de un propio compañero en el borde del área y enfiló hasta quedar frente a frente con el portero y definir entre sus piernas. El sexto llegaría minutos después, cuando se cobró un penal sobre Martial que Fernandes convirtió en gol y que se convertiría en su doblete.

Lee también   Empate sin goles en el Derbi vasco

El cuadro de Bielsa volvería a descontar con un verdadero golazo de Stuart Dallas al clavarla en un ángulo, pero solo serviría para el espectáculo puesto que fue el Manchester United el que se llevó los tres puntos para llegar a 26 y sorpresivamente meterse en el tercer lugar.