El PSG se queda con la Supercopa de Francia

El Paris Saint-Germain (PSG) protagonizaba la disputa por un título más y nada más y nada menos que contra el Olympique de Marsella, ambos peleando por la  Supercopa de Francia.

PSG
Foto: YouTube

El equipo capitalino se quedó con el Trofeo de Campeones al imponerse por 2-1 con tantos de Mauro Icardi y el del regreso de Neymar, luego de un mes de baja.

En los primeros 45 minutos el conjunto de Pochettino fue ampliamente mejor en cuanto a jugadas de ataque, pues tuvo más ocasiones que su rival y fue mucho más vertical pese a que se dejó manejar la pelota, algo que no le incomodó en ningún momento.

Poco le importaba la tenencia a los parisinos, pues con cada incursión al área se podía prever que caería el primero muy pronto, aunque cayó más tarde de lo planeado. Mbappé tiró un centro al punto de penal que ganó con mucho oficio Icardi de cabeza, el portero atajó, pero dejó un rebote cerca del arco totalmente vacío que el mismo argentino capitalizó empujándolo solamente.

Con el 1-0 los capitalinos estaban más tranquilos y desesperaron a su rival, que no pudieron empatar antes del descanso y buscaron hacerlo para el complemento.

El Marsella cambió para el segundo tramo, pues no solamente tenía la pelota, sino que también lograba llegar al marco de Navas como le gusta, pero sus ataques dejaban muchos espacios en defensa que el PSG aprovechaba para atacar con sus jugadores veloces, pero tampoco podía anotar.

Con el ingreso de Neymar, el conjunto de la ciudad de la luz estaba más cómodo, pues lograban descansar con la pelota en los pies del brasileño, que entró enchufado y no tardó mucho en convertir cuando lo hizo de penal.

Pero el Olympique nunca bajó los brazos y justo después del 2-0 es que pudo convertir, cuando Payet le puso el pie a un centro raso para desviar el balón que no pudo detener Navas.

Lee también   El gol, la sorpresa, la figura y el neandertal de la jornada del 12 al 18 de octubre

Después del descuento el cuadro marsellés intentó igualar para enviar todo a penales, pero la defensa parisina estuvo bien plantada y no logró el empate, por lo que el PSG obtiene su octava Supercopa de Francia seguida, el primer título de Pochettino.