Para la Jornada 12 de LaLiga el Real Madrid recibía al Betis sabiendo que de ganar podía ser el líder en solitario, pero el empate frustró sus aspiraciones.

Foto vía Twtitter @RealBetis

El merengue y los andaluces finalizaron con un empate sin goles, que bien pudo haber finalizado con la igualdad, aunque con anotaciones, pero ninguno estuvo claro como para concretar.

Un encuentro con una presencia mexicana, la de Andrés Guardado desde el ’11’ titular, pero Diego Lainez ni siquiera entraría en la convocatoria, tercera vez con el equipo.

Los dos equipos hicieron vivir al Santiago Bernabéu una jornada muy intensa tanto en el medio campo como en las dos áreas con un constante ida y vuelta.

El VAR fue el gran protagonista del duelo, pues anuló un gol a Eden Hazard, por fuera de lugar bien marcado, y no marcó una mano a favor del Madrid dentro del área que le hubiese dado un penal.

Los locales fueron los que se adueñaron de la pelota y el encuentro, pues finalizaron con un 63% de la pelota y con 22 remates, siete de ellos al arco.

Pero, aunque el Betis no tuvo la pelota y solamente sacó 13 disparos, tres al arco, durante cada ataque hacía sentir al Real Madrid que le podía marcar un gol para ganarle.

En resumidas cuentas, un partido que fue controlado por el conjunto blanco, que no logró concretar sus oportunidades, y un equipo verdiblanco que se apoyaba en los contragolpes para generar peligro.

Guardado no solamente fue titular, sino que también llevó la banda de capitán durante todo el partido y cumplió muy bien en su posición, nada fácil, al tener que generar el juego, apoyar a Marc Bartra en la mitad de la cancha y tener que enfrentarse a nada más y nada menos que a Tony Kroos.

Lee también   Desde Costa Rica aseguran que Navas arregló con el PSG
Foto vía Twtitter @RealBetis

El Real Madrid dejó escapar la posibilidad de subir al liderato, pues el FC Barcelona cayó 3-1 ante el Levante, y una victoria blanca los dejaba punteros con 24 puntos, pero el empate solamente le llegar a 22 y empatar a los culés.