El Real Madrid rescató un frenético empate contra el Levante

Frenético es la palabra para describir a la perfección el empate 3-3 entre el Real Madrid y el Levante en el Ciutat de Valencia por la segunda fecha de LaLiga que sigue regalando emociones.

Real Madrid
Foto: YouTube

Apenas al minuto cinco llegó el primero merengue. El tan polémico Bale puso en ventaja a los suyos, luego de un pase en profundidad de Alaba para Benzema, quien entró al área, frenó y le dio el pase al galés que convirtió en solitario.

Después del tanto, el equipo blanco fue absolutamente dueño del terreno y del partido. El local ni siquiera se acercó al área, pues era tal el posicionamiento total del Madrid en el campo que recuperaban en zona media. La visita arrinconó a su rival contra su arco, pero pese a tantos remates no pudo ampliar el marcador en la etapa inicial.

Pero el cuadro valenciano volvería a ser un rival difícil, pues golpeó a un cuadro merengue que salió dormido en el primer minuto del complemento con el tanto de Roger Martí entrando al arco con suspenso, con el primer remate del cotejo.

Y casi con el segundo disparo llegó la remontada ‘azulgrana’, cuando estaban más cerca del segundo que  de volver a estar abajo. José Campaña apareció solo por el segundo palo para rematar de primera con la derecha y clavarla en un ángulo por la nueva mala marca de Vázquez.

Ancelotti le puso velocidad por las bandas al juego, algo que le dio ventaja a poco más de 15′ para terminar y en una jugada de dos toques. Carvajal recuperó en la línea final de su propio campo y envió un largo envío a Casemiro, quien le puso un gran pase a un Vinicius que picó desde la mitad de la cancha, superando a dos marcadores y definiendo ante la salida del portero.

Lee también   No te retires nunca 'Cuauh'

El 2-1 era demasiado para el Levante, pero el 2-2 parecía ser mucho premio para un cuadro blanco que decayó, que no encontraba espacios ni juego para llegar a esa igualdad, pero parece todo estuvo dentro de la misma ola de la segunda etapa que le dio una nueva ventaja a los blaugranas. Después de la pausa de hidratación hubo un tiro libre que se cobró al área y que pegó desafortunadamente en Alaba para asistir a Rober Pier, quien solo le puso izquierda. Pero una nueva extraña jugada le dio un nuevo empate al Madrid sobre el final, con una cachetada de Vinicius a tres dedos para cruzarla y clavarla al segundo palo.

Fue tan frenético el juego, que en los últimos minutos fue expulsado Aitor Fernández por cortar con la mano una contra del merengue cerca de la mitad de la cancha, la última jugada del partido que terminó con empate 3-3 que hace que el cuadro blanco también llegue a cuatro puntos.