Voltereta y triunfo con drama incluido esta noche en el Emirates. Arsenal ya le pisa los talones al Tottenham…

Después de su actuación ante el Milan en la vuelta de los octavos de final de la Champions, las buenas sensaciones en el Emirates Stadium estaban aún presentes y no se diga en el corazón de los aficionados que esperaban un triunfo de su equipo que le permitiera ascender en la tabla general, pero sobre todo que mantuviera la emoción suspendida desde el miércoles pasado justamente en ese mismo escenario.

Y sí, el Arsenal jugó este día otro partido de esos para el recuerdo ante un Newcastle que se estaba saliendo con mucho premio del Emirates, pero que finalmente terminó sucumbiendo ante el empuje Gunner, ese que llena de emotividad a cualquier aficionado que guste del buen futbol y que lo pone al borde de la butaca o donde sea que esté sentado viendo el partido.

Y es que el Arsenal vino de atrás para llevarse esta noche y de manera dramática los tres puntos. Empezaron con todo ambos equipos y en ese intercambio de ofensas con el balón, la visita se fue al frente por conducto del francés Ben Arfa que definió bien, de zurda y pegado al palo en jugada dentro del área, se jugaban 14 minutos apenas, pero al 15, Van Persie borró las sonrisas del rival igualando el marcador y poniendo todo como al principio.

Para el complemento el partido se pintó de un solo color y ese fue el de los Gunners, pues se lanzaron con todo por el triunfo. Entraron Gervinho y Ramsey y el juego se convirtió en un monólogo, el Arsenal borraba al rival de la cancha pero había un problema, el gol no llegaba.

Lee también   NEW 4-4 ARS | ¡Impresionante!

Ni hablar, todos al ataque, defensas y medios de contención ya llegaban al área a todos los remates. El Arsenal buscaba el gol con hambre, y transmitía emoción y confianza a sus aficionados que tuvieron que esperar, después de dos o tres jugadas clarísimas, para lanzar el grito que ya tenían ahogado en la garganta, y es que en plena compensación, Thomas Vermaelen que ya era un delantero más, conectó un rechace dentro del área y puso de cabeza a todos en el Emirates.

¡De locura el final del juego! no apto para cardíacos y lleno de dramatismo para ambos cuadros, pero al final hubo justicia en el marcador y el triunfo se pintó de rojo en un duelo inolvidable esta noche en la cancha de los Gunners.

Con estos tres puntos el equipo de Arsene Wenger se mantiene en cuarto lugar general pero ahora a un sólo punto del Tottenham (53) que empieza a perder gas en el torneo, mientras que el Newcastle se quedó estancado en el sexto puesto con 44 puntos, cinco abajo del Chelsea que es quinto general.