Monterrey y Santos no pasaron del cero a cero y dividieron puntos. Ambos equipos llegan invictos a la jornada 4 de la Liga MX.

La previa. Duelo de invictos en la Sultana del Norte, Rayados busca ligar su tercer triunfo, recibiendo a Santos Laguna en el estadio Tecnológico, en un duelo que en el papel promete ser espectacular por  la calidad de ambas escuadras.

Insípido primer tiempo. El partido hacía pensar que veríamos un espectacular encuentro, sin embargo, no fue así. Monterrey se cansó de fallar y la definición fue su peor enemigo en la primera mitad. Santos por su parte, atacaba esporádicamente, siendo Darwin Quintero su hombre más peligroso. Es de destacar el buen desempeño de John Stefan Medina que  neutralizó todo ataque santista. Al descanso nos íbamos 0-0.

No pasó nada. Para el segundo tiempo hubo llegadas por parte de ambos equipos, Santos fue mucho más peligroso, pero le pasó lo que a Rayados en el primer tiempo: no supo definirlo. El cuadro de la Laguna se perdió ocasiones clarísimas y terminó siendo muy superior a su rival; aunque el marcador no lo reflejó así. Los cambios a la ofensiva por parte del cuadro regio, nunca surtieron efecto y a la postre casi les cuesta el partido. Un partido que prometía mucho, nos quedó a deber. Al final hubo conato de bronca entre Néstor Calderón y Dorlan Pabón, el primero terminó siendo expulsado en el agregado. Un 0-0 que por momentos se tornó aburrido y dejó con ganas de más a los asistentes al Tecnológico. Lo rescatable: ambos conjuntos siguen invictos.

Resultado. Monterrey 0-0 Santos.

Lee también   A matar o morir en EU

Lo que viene. Para la jornada 4, Santos recibe a un Querétaro que llega motivado tras su victoria ante Pachuca. Los Rayados visitan a los Tiburones Rojos del Veracruz.

 

ASÍ JUGARON.

Monterrey: Orozco; Medina, Zavala, Mier, Suazo, Meza, Juárez, Silva, Cardozo (59’ Pabón), Delgado (Ramírez 62’) y Velarde.

Santos: Sánchez; Rentería, Aldrete, Orozco (Djaniny 59’), Abella, Alanís, Quintero, Rodríguez, Salinas (Calderón 85’), Izquierdoz y Ceballos.