En el duelo de ida que marcó el inicio de los Octavos de Final de la Copa Libertadores, Estudiantes de La Plata recibió en el Estadio Centenario de Quilmes al vigente campeón del certamen, el Gremio de Porto Alegre.

El conjunto brasileño comenzó dominando el duelo, sin embargo, los locales se adelantaron en el marcador a los 9’, gracias a un golazo de Juan Francisco Apaolaza, quien sacó un disparo desde afuera del área que dibujó una comba brutal, dejando sin opciones al arquero Marcelo Grohe.

El joven Apaolaza marcó un soberbio gol para abrir el marcador.

Estudiantes tomó la iniciativa tras hacerse con la ventaja y al 38’ logró ampliar la misma con un potente testarazo de Gastón Campi, quien remató un centro desde la esquina aprovechando la pelota detenida.

Los dirigidos por Renato Gaúcho respondieron sobre el final de la primera mitad y también hicieron valer el balón parado, cuando Walter Kannemann cabeceó un rebote otorgado por Mariano Andújar, acortando las distancias al 44’ y mandando el encuentro 2-1 al descanso.

Luan fue anulado por el conjunto argentino y salió lesionado en la segunda mitad.

Ya en la parte complementaria, los guardametas respondieron de muy buena manera ante las ocasiones más claras que se generaron; Andújar contuvo un cabezazo de Jael que amenazaba con convertirse en el empate y Grohe recostó sobre su costado derecho para atrapar un remate con la pierna derecha de Pellegrini.

La expulsión de Fernando Zuqui al 77’ dejó a Estudiantes con 10 hombres, a pesar de eso, el equipo que preside Juan Sebastián Verón y comanda Leandro Benítez consiguió llevarse un triunfo de 2-1 sobre Gremio en el partido de ida, esperando al 27 de agosto para definir en Brasil quien avanza en esta serie de Octavos de Final.

Lee también   Verón, una voz ante la tragedia