En un juegazo, Fluminense derrotó 2-3 a Palmeiras y llegó a la inalcanzable cantidad de 76 puntos, a falta de tres fechas por jugar.

Hay campeón en Brasil. Lo es Fluminense, que sufrió de más en un partido que parecía resuelto. Necesitaba ganar y que Atlético Mineiro no ganara, como sucedió al empatar a un gol en cancha de Vasco da Gama.

Fred adelantó a Flu en la compensación de la primera mitad. Tras un rechace del arquero a un disparo, Fred llegó y mandó el balón a la red.

En la segunda mitad, con un Fluminense dominador, cayó el segundo al 54′ con autogol de Maurício Ramos. Fred había centrado y el desvío sorprendió al arquero, que aunque se estiró no alcanzó a evitar la anotación.

Justo al mismo tiempo llegaban noticias desde Río de Janeiro: Alecsandro había empatado 1-1 para Vasco, que perdía gracias a un penal anotado por Ronaldinho. Los festejos comenzaban en la tribuna del Tricolor.

Pero la fiesta se esfumó en tres minutos. Al 62′ Barcos descontó para Palmeiras, y al 65′ Patrick Vieira igualó. No sólo eso, el Verdāo se lanzó por el triunfo con todo, pues para colmo, les urge sumar para escapar de la zona de descenso.

Y cuando parecia que no habría campeón en esta jornada, Jean entró por derecha, centró, y Fred prendió de derecha para vencer a Bruno Cortez. Gol de triunfo y título, el cuarto en la historia para Fluminense, que fue campeón también en 1970, 1984 y 2010.

PALMEIRAS: Bruno Cortez; Henrique (Roman 25′), Ramos, Barbosa, Corrêa; Marcos Assunção (Luan 59′), Wesley, Patrick Vieira, Denoni; Obina (Maikon Leite 46′), Barcos.

Lee también   Liverpool goleó al Arsenal y se engancha a la pelea por puestos europeos

FLUMINENSE: Cavalieri; Euzébio, Bruno Vieira (Dieguinho 78′), Carlinhos, Gum; Edinho, Jean, Thiago Neves; Fred, Rafael Sóbis (Valencia 69′), Wellington Nem (Marcos Júnior).