En partido correspondiente al Grupo B de la Eurocopa; Gales se impuso por la mínima a la escuadra de Eslovaquia en un encuentro disputado en el Matmut Atlantique de Bordeaux.

Alineaciones:

Gales: Ward, Chester, Williams, Davies, Gunter, Allen, Edwards, Ramsey, Taylor, Williams y Bale

Eslovaquia: Kozacik, Pekarik, Skrtel, Durica, Svento, Mak, Kucka, Hrosovsky, Hamsik, Weiss y Duris

El Partido:

Al minuto 3 de juego; Marek Hamsik hacia la primera importante del partido; el del Napoli apareció con balón controlado desde la derecha eludiendo defensores, este se metió al área y disparo al arco pero una barrida sobresaliente de la zaga galesa evitó el primer gol

7 minutos después, Gareth Bale se dispuso a cobrar una falta directa; este se perfiló, se encarreró y sacó un potente disparo al medio del arco que Kozacik no pudo contener venciendo así al arquero para poner el 1-0

Ambas escuadras disputaron el primer tiempo con mucha garra sin poder lograr una jugada más de peligro.

Para la parte complementaria; en el minuto 55, Weiss sirvió un Mak quien a velocidad entró al área donde disparó a portería pero el balón se salió por encima.

2 minutos después, Allen filtró un balón por la derecha que Bale remata de cabeza por el centro del área pero el arquero se lanzó para evitar el peligro y contener el balón.

Al minuto 61 llegó la respuesta eslovaca; Mak entra a velocidad por la derecha, este deja el balón a Duda quien recién había entrado al partido para aguantar un tiempo de posesión y acomodarse a su perfil zurdo y así sacar un disparo que venció al arquero galés y así poner el empate parcial.

Lee también   ¡Campeón de FA Cup!

Más tarde, al minuto 73, Robson-Kanu recién ingresado, sirve por la derecha al movimiento de Ramsey quien remata de cabeza pero muy encima del arco.

7 minutos después, Bale vuelve a cobrar una falta, similar a la del primer tiempo pero esta vez el arquero logra quedarse con el balón.

Al minuto 81, Ramsey recibió de espaldas al arco, este trató de meterse al área amagando y trastabillando deja el balón a Robson-Kanu que con un tiro poco ortodoxo logra poner el balón adentro de la red eslovaca para volver a darle la ventaja a los británicos.

5 minutos más tarde; ya con el marcador abajo y el ánimo a tope, Nemek remató un centro por izquierda en el área rival pero el destino de la pelota fue a encontrarse con el palo izquierda.

Gales trató de rematar el resultado con un par de contragolpes comandados por Bale que no resultaron en gol pero así ganar minutos que los llevaron a la primer victoria en la historia de la Eurocopa para el país británico que sumó sus primeros 3 puntos.