El Previo. Real Madrid hacía su debut en la Copa del Rey ante este modesto equipo que venía de eliminar al Laudio, equipo vasco, para acceder a esta instancia. Los merengues jugaban con 9 españoles titulares y sólo Casemiro y Di María como extranjeros.

Inclinadísimo y aburridísimo. Vaya primera parte nos entregó el encuentro. El pobre Olímpic de Xàtiva se defendía como podía y el Real Madrid insistía e insistía, pero no conseguía llegar con claridad en el último toque. Los bostezos abundaron en la primera mitad para todo aquel que no fuese aficionado del Olímpic.

Casi, casi, pero no. En el segundo tiempo el Real Madrid comenzó a culminar más jugadas. Al 54′, Isco tuvo una clarísima a pase de Di María que pasó a milímetros desviada. Le siguió Morata, a -gran- pase de Isco, quedando solo en el área pero sin saber como definir correctamente.

El mérito del Olímpic. El vendaval de llegadas seguía por parte de los blancos. Pero mucho mérito tenía la defensa del pequeño equipo aguantando la lluvia recia. A doce del final, un tiro de Benzema, tras una buena jugada de Jesé Rodríguez, puso a temblar al estadio al quedarse a centímetros de ser gol.

Lo que sigue. Ambos equipos definirán la serie en 11 días, en el Santiago Bernabéu.

ASÍ JUGARON:

Olímpic de Xàtiva: Francis, Pepín, Mendoza, Alcázar, Peris, Belda, Samu, Marenya (Pifarré 82′), Rifaterra (Vaquero 76′), Denis, Perales (Franch 65′).

Real Madrid: Casillas, Ramos, Arbeloa (Marcelo 46′), Nacho, Carvajal, Di María (Benzema 58′), Illarramendi, Casemiro, Isco (Modric 73′), Morata, Jesé.

Lee también   Fichajes juveniles del Real Madrid