En partido correspondiente a la Jornada 31 de La Liga Santander, el Barcelona recibió en el Camp Nou al Leganés.

La primera oportunidad clara de gol, llegaría justo antes de los 20 minutos, cuando Messi habilitó a Suárez dentro del área, sin embargo, el disparo del uruguayo fue bloqueado por el arquero Iván ‘Pichu’ Cuéllar.

El show de Lionel Messi daría inicio al 27′, cuando con una soberbia ejecución de tiro libre logró abrir el marcador, posteriormente, al 32′, el astro argentino recibiría un pase entre líneas de Philippe Coutinho y aprovecharía para ampliar la ventaja, misma que los comandados por Ernesto Valverde se llevarían hasta el descanso.

Así definió Messi la tercera anotación en su cuenta particular del partido.

Ya en la parte complementaria, el conjunto blaugrana seguía dominando el balón, pero el mayor peligro era generado por los pupilos de Asier Garitano, hasta que llegó el descuento al 68′, con un potente disparo cruzado del marroquí, Nabil El-Zhar, que dejó sin oportunidad a Ter Stegen.

Cuando el partido ya agonizaba y los locales podían correr peligro ante un cierre intenso del cuadro pepinero, apareció nuevamente Lionel Messi, en esta ocasión habilitado por Ousmane Dembélé y definiendo de forma sutil ante la salida de Cuéllar y decretando el 3-1 final.

Con este resultado, el Barcelona se mantiene como líder con 79 puntos e iguala el récord histórico que ostentaba únicamente la Real Sociedad de 38 partidos sin perder en Liga, además, Lionel Messi igualó a Mohamed Salah con 29 tantos en la carrera por la Bota de Oro y también a Cristiano Ronaldo con 39 dianas en todas las competencias de la presente temporada.

Lee también   La crisis de Pumas es cosa de fantasmas