La rivalidad más intensa en el fútbol italiano tendría una edición más y esta vez tendría una sazón más fuerte, pues la Juventus buscaba quitarle el primer lugar al Inter.

Con goles de Paulo Dybala y Gonzalo Higuaín, el equipo de Turín logró imponerse a la escuadra milanista en el Guiseppe Meazza, que con el gol de Lautaro Martínez intentó buscar el triunfo, pero no fue suficiente.

La Juventus se puso rápidamente en ventaja con el gol de Dybala, quien recibió un pase de Pjanic que controló y avanzó hasta el borde izquierdo del área, donde sacó un zurdazo cruzado para colocar el primero.

Los neroazzurro lograron igualara a los 18 minutos del primer tiempo, cuando les fue pitado un penal por una mano de De Ligt y que ejecutaría Martínez para empatar el partido.

Los visitantes fueron superiores durante todo el partido, pero no lograban atizar el gol que les devolviera la ventaja y no aprovecharon las ocasiones de gol que tuvieron.

Pero lo que no sabían era que el tanto de la victoria se encontraba en la banca y menos en los pies de Higuaín.

El delantero reemplazó a Federico Bernardeschi a pocos minutos de empezado el complemento para armar un 4-3-3 y desde entonces fue muy insistente el frente de ataque.

A falta de 10 minutos para finalizar el partido, el ‘pipa’ recibió un pase de Rodrigo Bentancur para sacar un fuerte disparo cruzado para darle la victoria al ‘bianconero’.

Así la Juventus vuelve a recuperar la cima de la Serie A luego de seis jornadas al sumar su sexta victoria y continuar su invicto, que la hacen sumar 19 puntos, uno más que el Inter.

Lee también   Rayo Vallecano y Atlético de Madrid empatan a 0