Holanda derrotó con autoridad (3-0) a Alemania en Amsterdan por la UEFA Nations League. Conducidos por Memphis Depay, «La Naranja Mecánica» superó en todo momento a una alicaída selección germana.

El partido empezó parejo en el estadio Johan Cruyff Arena de Amsterdam. Alemania proponía ante una «naranja mecánica» que no parecía temerle al golpe por golpe.

Los tulipanes Memphis Depay y Stephen Bergwijn apostaban a su explosividad para inquietar el marco de Manuel Neuer.

Alemania tuvo una chance clara de adelantarse en el marcador a los 16 minutos, cuando Thomas Müller remató fuerte al angulo superior izquierdo de Jasper Cillessen, pero el ex Ajax voló para enviar el tiro al corner.

Al minuto 30 Holanda se ponía 1-0. Tras un cabezazo en el travesaño, el defensa y Capitán neerlandés, Virgyl van Dijk, volvió a cabecear, esta vez a gol desde el área chica. Ganaban los locales en Amsterdam.

Tras el gol Holanda no se encerró y salió con agresividad en busca del segundo. Con un Depay encendido, el delantero Ryan Babel pudo aumentar, lo mismo que el atacante del PSV Eindhoven, Bergwijk. Se salvaban los teutones.

Sobre el cierre del primer tiempo, de nuevo Müller estuvo cerca de marcar. Otra vez con un remate potente que se marchó a un costado del arco de Cillessen.

El duelo se marchó a vestuarios con el 1-0 parcial en favor del seleccionado naranja sobre el germano.

Holanda

En la segunda parte, seguía mejor el equipo de Ronald Koemann en el arranque del complemento. Llevando peligro al pórtico de Neuer.

El partido se hacía de ida y vuelta, con una Selección Holandesa vertiginosa en ofensiva, guiada por un gran Memphis Depay.

Al minuto 57 Joachim Löw movía a su equipo, dando ingreso a Julian Draxler por Emre y a Leroy Sané por Thomas Müller.

Los cambios parecieron mejorar al combinado alemán que empezó a controlar las acciones. Sané tuvo el empate al 64 tras una gran habilitación de Joshua Kimmich. El futbolista del Manchester City quedó frente a Cillessen y definió cruzado y raso. La bola se fue afuera por centímetros.

Lee también   Un penal y ya

Al minuto 68 salió Bergwijk y entró el sevillista Quincy Promes. También por el lado local se marchó el jugador de Besiktas, Babel, para dar entrada a Arnaut Groeneveld, jugador del Brujas belga.

Alemania hacía su último cambio. Salió el delantero del Schalke04, Mark Uth, y entraba el jugador de Leverkusen, Julian Brandt.

Sané le cambió la cara al equipo alemán que se tiraba de cabeza al empate. Holanda poco a poco esperaba más en su campo para salir en velocidad y sorprender a la zaga alemana. Depay tuvo una buena contra pero su remate fue contenido por Neuer. Nathan Aké entró por Matthijs de Light en el tercer cambio holandés.

Toni Kroos perdió la pelota en el mediocampo al minuto 80. Memphis Depay tocó rápido para Georginio Wijnaldum que remató desde lejos a las manos de Neuer. Alemania empezaba a descuidar su retaguardia en busca de la igualdad a diez del final.

Al 87 llegó el segundo gol de Holanda. Otra mala entrega en la medular germana fue aprovechada con Promes, quien apeló a su velocidad para escaparse por banda izquierda y ceder a Depay, que entraba sin oposición por el medio. El jugador de Olympique Lyon remató a gol para poner el 2-0 y vencer a Neuer.

Tras el gol, Alemania quedó sentida y Holanda no quería soltar la presa. Otra vez Depay pudo anotar pero su remate dio en el poste. Y al 92, un nuevo golpe holandés a una herida Alemania. El volante de Liverpool, Georginio Wijnaldum aprovechó las marcas que arrastró Depay para recorrer en conducción y rematar cruzado para hacer el 3-0 final en el Johan Cruyff Arena.

Holanda

Finalmente fue victoria de Holanda 3-0 sobre Alemania. El equipo de Koeman jugó un partido muy serio y derrotó con autoridad a un seleccionado alemán que parece seguir con el bajo nivel demostrada desde el mundial en Rusia.

Con estos resultados, el Grupo 1 de la Liga A de la NationsLeague; queda con el campeón mundial Francia con 6 puntos, Holanda con 3 y Alemania con 1 punto.