Envuelto en la polémica, el partido del morbo entre Honduras y México termina empatado a dos goles.

Con creces y merecimientos ganaba México hasta el minuto 75. Siendo superior a los hondureños, el Tri mantenía una ventaja de dos goles conseguidos por el delantero del que tanto se burlaron los catrachos a lo largo de las semanas. Chicharito tenía a la selección mexicana con el triunfo en la bolsa gracias a sus goles convertidos en el 28′ y 54′, sin embargo aconteció lo impensable.

De la nada Honduras resucitó por medio del hombre que ya tiene a México como cliente, Carlo Costly. Al 77′ marcó la anotación que le devolvió la vida a los suyos, que les recordó que había juego de por medio. Apenas festejaban el gol los locales cuando el árbitro hizo de la suyas en favor del anfitrión.

Con la marca de Maza Rodríguez encima, Bengston se dejó caer en el área y el silbante le compró el teatro señalando penalti. El propio Bengston se encargó de ejecutarlo y Ochoa se lo tapó, no obstante el arquero rechazó hacia los botines del actor y éste empujó el balón para emparejar los cartones.

Un encuentro en que el Tri tenía el triunfo cantado se vino por la borda tras la aparición de dos demonios, uno que ya nos tiene tomada la medida y otro que porta un silbato.

HONDURAS: Valladares; Izaguirre (Palacios 60′), Figueroa, Bernárdez, García; Espinoza, Garrido, Martínez (Discua 83′), Peralta; Costly, Bengston.

MÉXICO: Ochoa; Torres Nilo, Rodríguez, Moreno, Meza; Salcido, Aquino, Zavala, Guardado; Giovani (Jiménez 76′), Chicharito (Bravo 65′).

Lee también   El tweet del día 16/07/2014