Universidad de Guadalajara consiguió hoy un triunfo clave en su lucha por la salvación, al tiempo de colocarse muy cerca de amarrar su boleto a la liguilla, tras derrotar 0-1 a domicilio al Cruz Azul Hidalgo que se hunde en la tabla de porcentajes.

En un partido sumamente parejo, de escasas llegadas de peligro sobre ambos marcos, bastó a Leones Negros que adelantara un poco sus líneas al inicio del complemento para abrir el marcador, después resguardarse atrás y cuidar su ventaja de buena manera.

Los melenudos no tuvieron muchas oportunidades para que su goleador, el argentino Eial Strahman, pudiera hacer de las suyas e incrementara su ventaja en la lucha de artilleros.

Mientras, el arquero Humberto Hernández tuvo una tarde tranquila, pues pese a los embates celestes no fue exigido de forma clara en ninguna ocasión.

A los 61 minutos de tiempo corrido, Fidel Vázquez, agregado al ataque, se encontró un rechace defensivo y prendió el esférico con potente derechazo cruzado al filo del área, mismo que ingresó abajo a la derecha para superar el lance del guardameta Guillermo Allison.

Los cementeritos trataron de reaccionar con los ingresos de dos hombres con calidad y talento, Jorge Mora y Allam Bello, pero ninguno logró generar alguna ocasión de peligro para aspirar a la igualada, necesaria para mejorar su situación en búsqueda de salvarse.

El descalabro dejó a la escuadra guiada por el peruano Juan Reynoso en el sótano de la tabla general con cinco puntos, pero más preocupante aún es para la directiva celeste que ya cayó al último peldaño de la tabla de porcentajes por el no descenso con 1.0843, luego de quedarse con 90 unidades en 83 partidos.

Lee también   Veracruz estuvo a un minuto de romper su maleficio pero Toluca lo empató

Y los dirigidos por Luis Alfonso Sosa, quienes retomaron el camino victorioso tras perder el invicto la jornada anterior, siguen firmes en la cima general al totalizar 25 puntos, donde sacan cinco de ventaja a su escolta Correcaminos, pero primordialmente se acercaron a su salvación.

En la clasificación de cocientes por el no descenso, los tapatíos ya tienen un promedio de 1.2024, con 101 unidades cosechadas en 84 partidos, para superar incluso a Celaya (1.1961) y Altamira (1.1905), y alejarse a 11 de distancia de los cruzazulinos cuando a ambos les faltan cuatro encuentros más, o sea 12 puntos posibles por rescatar.

[Notimex]