El Rubin Kazan se impuso este jueves 0-2 al Atlético de Madrid en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Europa League, disputado en el estadio Vicente Calderón, con goles del turco Gokdeniz Karadeniz y del español Pablo Orbaiz.

El Atlético salió a tratar de tener el balón, frente a un Rubin Kazan que prefirió quedarse atrás para tratar de sorprender en el contraataque apoyado en el rápido gol de Karadeniz.

El venezolano Solomon Rondón soltó un tiro duro que rechazó el meta Sergio Asenjo, pero el balón quedó muerto para que Karadeniz prácticamente no tuviera más que empujar el balón a las mallas rojiblancas (6′).

Los rusos rematarían el encuentro con el tiempo ya cumplido cuando todo el Atlético de Madrid, incluido el portero Sergio Asenjo subió a rematar un córner, el balón salió rechazado y Orbaiz salió en velocidad para hacer el 2-0 a puerta vacía (90+5).

Tras adelantarse en el marcador, el Kazan se cerró atrás desesperando a un Atlético incapaz de encontrar un hueco, lo que llevó a su estrella goleadora, el colombiano Radamel Falcao a probar suerte con tiros lejanos.

Frente a las dudas rojiblancas, el Rubin se mostró mucho más vertical, saliendo por velocidad cada vez que tomaba el balón, con un Karadeniz muy peligroso por su banda izquierda.

Cerca del descanso el Atlético dio un paso adelante y Falcao, muy desdibujado, recortó a Roman Sharonov en el lateral del área provocando la segunda tarjeta amarilla para el capitán del Rubin y su expulsión (45).

Tras el descanso, el entrenador argentino Diego Pablo Simeone movió el banquillo metiendo a Koke por Mario Suárez (45) y a Raúl García por el también argentino Cata Díaz (59) buscando mayor poder ofensivo, mientras el Rubin se fue atrás con una linea de cinco defensores, dispuesto a mantener el 1-0.

Lee también   Les rinden sus figuras

El Atlético aprovechó su superioridad numérica y puso en asedio a la portería rusa, ante un Rubin, que prácticamente ya no pasaba ni del centro del campo, pero empeñado en entrar por el centro se estrelló una y otra vez en el muro ruso, teniendo su mejor ocasión en un tiro al larguero de Falcao (78).

Pese a los intentos locales, serían los visitantes quienes marcarían con el tiempo ya cumplido, dejando a los rusos en ventaja para la vuelta.