Inglaterra no pudo con Hungría

Foto: @England

Inglaterra empató 1-1 ante Hungría en Wembley, frenó en su escalada hacia el Mundial de Catar y emplazó su clasificación directa al choque que disputará la próxima jornada frente a Albania.

Así llegó el tanto de Stones al filo del descanso, tras una falta lanzada por Foden que alargó de cabeza Tyrone Mings y que llegó al pie del central del Manchester City. Sólo tuvo que empujar la pelota y evitar un disgusto mayor, porque Hungría se había adelantado veinte minutos antes por medio de Roland Sallai.

El delantero magiar no desaprovechó un penalti cometido por Luke Shaw sobre Loïc Négo. El árbitro español Alejandro Hernández no dudo en señalar la pena máxima tras un despeje del lateral izquierdo inglés que acabó rozando la cabeza de Négo. Antes tocó claramente la pelota, pero para Hernández no hubo ninguna duda: fue penalti.

Sallai dio un premio merecido a Hungría, que no sólo se atrevía a defender con orden. También sabía manejar la pelota. Nunca dio un pelotazo. Siempre la intentó sacar desde atrás sin sortearla con algún balonazo. Su idea, a la que fue fiel todo el partido, fue arriesgada, pero por momentos fue acertada. Dejó sin balón a Inglaterra.

La tuvo Sterling en un mano a mano que desaprovechó ante Gulácsi, muy veloz y providencial para salvar a su equipo. No hubo mucho más. Hungría hizo demasiado y a Inglaterra se le secó la creatividad. Ahora, tendrá que esperar a la siguiente jornada, ante Albania, para sellar su clasificación para el Mundial. Hungría, necesita un milagro para alcanzar la repesca.

Lee también   Un 'Cachas' devorador anduvo suelto en Puebla