La selección de Italia sub-21 hizo lo que tenía que hacer. Los azzurri vencieron, durante la primera mitad, a su similar de Alemania por la mínima y lograron la clasificación a los cuartos de final del torneo Europeo de la categoría que se está realizando en la actual edición dentro del Polonia.

Tras un triunfo, por marcador de 0-2 ante Dinamarca y una derrota con resultado de 3-1 contra República Checa, los italianos necesitaban un triunfo para poder pasar de instancia en la competencia. El tanto de Federico Bernardeschi fue suficiente para que el cuadro trasalpino consiguiera el boleto a la fase siguiente.

Los alemanes, pese a su derrota ante Italia, también lograron acceder a los cuartos de finales gracias a la derrota en el otro partido del grupo C de República Checa ante Dinamarca con marcador final de 2-4. Los germanos plantearon una ultima jornada de la fase de grupos bastante complicada para los italianos, pues con un  buen parado táctico, impedían cualquier intento por abrir el marcador.

El manejo de balón de los azzurri era rápido y fluido hasta la frontera del último cuarto de cancha en el que se topaban con un verdadero muro. Los germanos, a la contra, generaban más ocasiones de peligro real que el propio combinado de Italia, pero el prometedor guardameta Gigio Donnarumma también supo responder cuando se ele exigió.

Como se daba el encuentro, mostraba que el marcador se movería ante el mínimo error de Italia o Alemania y para desgracia germana vino de la zaga teutona. Niklas Stark tuvo un craso error en salida que podría haber terminado en desgracia si los bávaros no pasaban de ronda. Sobre el minuto 31, Federico Bernardeschi definió con clase con el exterior de su pierna izquierda y pusó al frente a Italia.

Lee también   'Atleti' sigue líder, Aquino entró de cambio

El encuentro y excesivo orden alemán terminó y permitió que los azzurri movieran con más fluidez el balón. Las llegadas a la valla de Donnarumma comenzaron a escasear y con el transcurrir del partido, Italia amarró el resultado ya sabiéndose en cuartos.