13 de noviembre de 2017, día histórico para el futbol italiano. Después de 60 años sin faltar a una Copa del Mundo, la selección azzurra no podrá decir presente en Rusia 2018 pues Suecia la eliminó en el repechaje UEFA.

Gracias a un empate sin goles en el estadio San Siro, los suecos accedieron a la fase final del Mundial 2018 por lo que fue su victoria por 1-0 en la ida. Italia, con Giampiero Ventura a la cabeza, se jugó la vida en el encuentro de este lunes pero no le fue suficiente.

Más de 70.000 personas colmaron el estadio en Milán, en donde Italia fue ampliamente superior a su rival con más del 70% de posesión de balón y hasta 20 tiros, entre los que fueron a puerta y los desviados. Suecia, por su parte, remató en solo tres oportunidades y se dedicó constantemente a defender.

Un guiño a toda una vida con un estilo: a lo ‘Italia’, los suecos se valieron de su resultado y lo defendieron a muerte permanentemente. Ni los intentos de Inmobile, Candreva, El Sharaawy, Belotti o Bernardeschi pudieron romper la portería de Robin Olsen.

La ‘Azzurra’ no faltaba a un Mundial desde la edición de -cosas del destino- Suecia 1958, mientras que antes solo había faltado a Uruguay 1930. En toda su historia, solo han sido tres las competencias que no han tenido el nombre italiano, que por su parte ha conseguido ganar cuatro veces el torneo.

El portero del equipo, Gianluigi Buffon, no podrá cumplir su sueño de retirarse jugando el campeonato mundial y no logrará batir el récord de seis participaciones en la máxima duela.

Lee también   Los hermosos zapatos conmemorativos de Totti

Suecia, que creía que se complicaría su vida sin Zlatan Ibrahimovic, celebrará su participación número 11 en Mundiales y rompe la sequía que los alejó de la copa desde Alemania 2006.