Kashima aprovechó las oportunidades que tuvo

En medio de la polémica arbitral, el local Kashima Antlers dio la sorpresa en la Semifinal del Mundial de Clubes al vencer 3-0 al Atlético Nacional, actual campeón de la Copa Libertadores.

Tal y como se esperaba, Atlético Nacional tuvo la iniciativa al comienzo del juego. Con la pelota en sus pies, no tardaron en llegar las primeras oportunidades. La primera de peligro de ellas llegó al 24′ con un potente disparo de Jhom Mosquera que se estrelló en el travesaño y en el contraremate de Orlando Berrio, un defensa del Antlers alcanzó a sacarla sobre la raya.

Pasada la media hora de partido, en un tiro libre a favor de los Antlers, Berrio le dio una patada a Daigo Nishi dentro del área. Al principio el árbitro Viktor Kassai no marcó nad, pero apoyándose mediante el asistente de video, medida implementada a partir de este Mundial de Clubes, concedió penal para Kashima. La polémica en esta jugada es que, al momento del servicio, Nishi se encontraba en posición adelanatada, misma que no fue señalada ni por Kassai ni por sus asistentes. Al final, Shoma Doi cobró perfecto la pena máxima que le daba la ventaja parcial a los japoneses.

Todavía Nacional no se reponía del golpe que representó esa jugada polémica, cuando Naomichi Ueda llegó completamente solo para cabecear un balón que apenas pudo desviar el arquero Franco Armani.

Lee también   Los Gallos son otra cosa

Los papeles no cambiaron mucho durante el segundo tiempo. El conjunto «verdolaga» seguía con el control del balón, intentaba por todos lados, pero no podía con unos Antlers muy ordenados, como normalmente suelen jugar los equipos japoneses.

Al 83′, Armani hizo una mala salida en un servicio de los locales, quedándole servido el balón a Yashushi Endo que se dio el «lujo» de empujarla de «taquito». Un par de minutos después, el recién ingresado Yuma tocó su primer esférico hacia adentro del marco, cerrando la pinza de un perfecto pase. Un 3-0 con boleto directo a la Final del domingo en Yokohama.

Este inesperado e histórico triunfo de Kashima Antlers los coloca como el primer equipo asiático en llegar a la Final del «Mundialito». El campeón de la J-League esperará al ganador del América vs Real Madrid de mañana. Atlético Nacional tendrá que conformarse con disputar el Tercer Lugar con el perdedor de la otra Semifinal.