Leganés del «Vasco» Aguirre ganó y se aferra a sus últimas esperanzas

Foto: @CDLeganes

El Leganés continuó agarrándose a sus pocas opciones de salvación con una victoria épica contra el Valencia 1-0, que jugó casi toda la segunda parte con uno más y llegó a fallar una pena máxima.

Un cabezazo prolongado por Siovas en el interior del área tocó en la mano de Kondogbia, quien había dejado el brazo atrás. Asumió la responsabilidad de cobrar el penal Rubén Pérez, quien engañó a Jaume antes de celebrar la diana con rabia.

Luego llegó un fuerte asedio del conjunto valenciano, sin embargo, resistió la fortaleza del Leganés pese al acoso constante y los siete de añadido para obtener vida extra en su complicada batalla por una supervivencia que a pesar de todo sigue sin depender de él. La consigna continúa siendo clara, puntuar como sea y esperar.

Lee también   Real Madrid ganó con mucho suspenso al Valencia