Liverpool arrasó 5-1 al Arsenal en Anfield Road por la fecha 20 de la Premier League. Con hat-trick de Roberto Firminho, y los restantes de Salah y Mané, los de Klopp siguen líderes e invictos en Inglaterra y no detienen su marcha victoriosa en este cierre de año.

En un partido que históricamente ha dejado duelos espectaculares, con ritmo futbolístico y buen número de goles, el inicio en Anfield no defraudó desde el arranque.

Ya a los 10 minutos se adelantaban los londinenses en una acción rápida que finalizó ingresando al arco de Allison el único inglés en la titular gunner, Ainsley Maitland-Niles, tras centro del nigeriano Alex Iwobi.

Los reds no tardarían en devolver el golpe. Fue a los 14 minutos, en un rocambolesca jugada, que terminó aprovechada por Roberto Firmino para anotar el 1-1. El brasileño no tardaría en volver a dejar su huella en este primer tiempo.

Inmediatamente el ex Hoffenheim recogió un balón en tres cuartos de campo, y tras ingresar al área gunner gambeteando rivales con una naturalidad digna de Messi, el amazónico se plantó ante el meta teutón Leno y volvía a marcarle dos minutos después. 2-1 lo daba vuelta Liverpool con doblete de Firmino, que no quería dejar su invicto en Premier ni dar ventajas en la cima de la tabla.

En los 30 minutos el partido era de alto ritmo al golpe por golpe. Y el que volvió a golpear era el líder de la Premier. Tras un corner repelido por los futbolista del Arsenal, el balón regresaba al área cañonera con un defensa desordenada. El egipcio Salah al primer toaque cedió el esférico al senegalés Sadio Mané que ingresa sin oposición al área menor para empujar y convertir el 3-1.

La defensa de los londinenses no daba garantías y los de Klopp mostraban toda su contundencia ofensiva para aniquilar al rival con una avalancha de ataques sufridos por los de Emery, que por momentos hacían agua en el fondo.

Lee también   El Arsenal se impuso en su visita al Cardiff City

Antes del cierre del primer acto, caería el cuarto de Liverpool. Tras una falta en el área rival sobre Salah, el colegiado decretó penal. Mohamed se hizo cargo de la ejecución y puso el 4-1 antes de irse a vestuarios. En un partido que empezó ganando Arsenal, Liverpool revirtió rápidamente el dominio en el marcador y practicamente sentenciando a falta del complemento.

En el segundo tiempo el Arsenal salió con intenciones de acortar diferencias. Emery dio entrada a los franceses Koscielny, Lacazzete y Guendouzi.

Ya sobre la hora de encuentro, el controvertido árbitro Michael Oliver volvería a dar un nuevo y polémico penal al conjunto local. Esta vez el encargado de ejecutar y transformar el tiro en gol fue Bobby Firmino, para concretar su hat-trick particular y ponrer el 5-1 en el marcador de Anfield.

Los ingleses Jordan Henderson, Adam Lallana y Nathaniel Clyne entraron en el equipo red. Los de Klopp pudieron aumentar en el tramo final de partido pero el triunfo ya estaba asegurado con goleada incluida ante un rival de la zona alta.

Liverpool lidera la Premier con 54 puntos y sacó ventaja al Tottenham, segundo, que perdió como local contra los Wolves de Raúl Jiménez. El Arsenal se queda en el 5to puesto.

El próximo partido de los reds será ante otro rival de la zona alta, el vigente campeón del torneo, Manchester City, que en Etihad recibirá a los de Merseyside en lo que puede ser otro partidazo. Los de Guardiola deben jugar mañana frente a Southampton en busca de recuperar la segunda plaza y llegar con buenas posibilidades de escalada contra el líder.
Arsenal volvera a jugar en casa contra Fulham en duelo londinense.