Liverpool derrotó 2-0 al Wolverhampton de Raúl Jiménez, quien jugó todo el partido en el Molineux Stadium. Con esta victoria, donde Mohamed Salah fue importante, el equipo de Klopp permanece líder de la Premier League.

La primera de peligro fue para los Wolves que por medio de Adama logró un potente remate en velocidad y al borde del área que pasó a centímetros del palo izquierdo de Allison.

Inmediatamente respondió el equipo red con Roberto Firmino. El brasileño recortó en la frontal del área y se acomodó para sacar un tiro raso que también pasó cerca. Todo esto antes de los 10 minutos de juego.

Al minuto 12 de nuevo el español de origen africano, Adama Traoré, tuvo campo para correr y volvió a tirar cruzado ingresando al área. Liverpool manejaba la bola pero el peligro lo llevaba el equipo de Jiménez.

Hasta que llegó el gol del líder de la Premier. En una acción ejecutada por la derecha, el brasileño Fabinho llegó al fondo y tocó al medio y retrasado, donde al borde del área chica esperaba Mohamed Salah. El egipcio que está volviendo a ser determinante en este cierre de año definió con el exterior del pie con calidad para poner el 0-1 al minuto 20.

Con la mínima ventaja para los de Klopp el partido se fue al entretiempo en Molineux Stadium.

Pasada la hora de juego, el técnico portugués de los Wolves, Nuno Espírito Santo, metió mano en su equipo sacando al experimentado Joao Moutinho y al que hasta el momento estaba siendo el hombre más peligroso en la ofensiva local, Adama Traoré, y dando ingreso al portugués Cavaleiro y al inglés Gibbs.

Lee también   Oficial: Álvaro Morata será el nuevo delantero del Chelsea

Al minuto 66, y luego de hna gran acción individual de Salah, el balón terminó en los pies de Adam Lallana, que entró por Keita, y que no definió bien ante el achique del meta Rui Patricio. Dos minutos después, llegaba el segundo gol de Liverpool.

Salah dejó para el zaguero Virgil van Dijk que marcó el 0-2 para comenzar a sentenciar el partido y asegurar el liderato.

Con un Wolverhampton en busca del descuento, el Liverpool tenía más espacios para hacer daño a la contra. Y más cuando el crack egipcio estaba inspirado y generando fútbol junto a Firmino, Mané y el tulipán Wijnaldum.

Wolverhampton Wanderers hizo su tercer cambio dando entrada al lusitano Ruben Vinagre por el gallego ex Celta, Jonny Castro. Raúl Jiménez seguía como carta de gol en el cuadro local para buscar el descuento en los diez minutos finales.

Mo Salah (que estaba quedando como goleador del campeonato inglés con 11 tantos sobre Aubameyang y Kane) pudo aumentar en los minutos finales pero Rui Patricio se lo impidió. Finalmente el partido terminó con triunfo para Liverpool como visitante por 2-0, que lo sigue dejando en la cima de la Premier. Mientras que los Wolves del mexicano se quedan en la 7ma plaza.