Liverpool venció a domicilio a un Chelsea irreconocible

Liverpool consiguió su primer triunfo como visitante de la temporada, tras superar a un Chelsea que se desinfló en el segundo tiempo.

Mané fue la gran figura del partido. Foto: Youtube

Jornada 2 de la Premier League y ya presentaba un partido sumamente atractivo; el campeón vigente Liverpool visitaba a un Chelsea con hambre de hacer cosas grandes esta temporada, aunque no lo pudo lograr en el partido.

Fue un partido en el que los dos equipos empezaron buscando el arco rival, pero conforme pasaban los minutos, los reds apretaban y generaban más opciones, mientras que el Cheslea se mostraba incapaz de controlar el vendaval de los dirigidos de Klopp.

No obstante, el partido cambio radicalmente al minuto 45, pues el defensa Christensen se fue expulsado, lo cual obligó a los dos equipos a cambiar de estrategia para el segundo tiempo, modificando radicalmente su estilo.

El segundo tiempo fue totalmente para los visitantes, que aprovechando la superioridad numérica se fueron al frente en el marcador al minuto 50 gracias a Mané, el mismo que al 54 aprovechó un grosero error de Kepa para aumentar el marcador.

A partir de ahí el Chelsea se vio obligado a atacar, pero Jorginho (que falló un penal) y Kovacic tuvieron un mal partido que les impidió conectar con Werner y con Havertz, que poco pudieron hacer para inquietar a la defensa del Liverpool.

Tres puntos para los reds que los sitúan como claros favoritos para repetir la Premier, mientras que al Chelsea le deja en claro que aún le falta mucho para llegar a su mejor nivel y que Lampard tiene una ardua labor por delante.

Lee también   Bakayoko, otra pieza importante en la nueva era del AC Milan