Liverpool venció 3-2 al Newcastle y volvió al liderato de la Premier League a falta de que juegue Manchester City el lunes. Los reds sufrieron para ganar en St.James Park y Mohamed Salah salió lesionado y en camilla tras un golpe en la cabeza con un rival.

El equipo de Klopp se ilusiona con su primera Premier League, pero deberá esperar un traspié del Manchester City que enfrentará a Leicester en Etihad.

Empezaban ganando los reds al minuto 13 con un cabezazo del holandés Virgil van Dijk tras un envío de corner. Pero al minuto 20 lo empataba el Newcastle de Rafa Benítez con gol del ghanés Atsu, quien aprovechó una serie de rebotes en el área visitante para empujar a gol.

Al minuto 27 el egipcio Salah, goleador de la Premier, puso en ventaja al Liverpool 2-1 con un remate cruzado. Con ese marcador se iba el duelo a vestuarios.

En el arranque del segundo tiempo, de nuevo un balón suelto en el área fue mandado a guardar al fondo de la red con un potente remate del artillero venezolano José Salomón Rondón. Se volvía a empatar el partido en el norte de Inglaterra y el Liverpool debía volver a remar para no dejar ir su aspiración de título.

Klopp envió a la cancha al suizo de origen kosovar Shaqiri, y minutos más tarde, un choque entre Mohamed Salah con el portero de las urracas terminó con un fuerte golpe en la cabeza para el egipcio que debió salir en camilla y de momento no se sabe la gravedad o si estará para la vuelta de semi de Champions ante el Barça del martes en Anfield.

Lee también   Se puso rojo el derby....

El delantero belga Origi ingresó por Salah y terminó dándole el importante triunfo a los reds en el minuto 85 con otro cabezazo tras un tiro libre desde la derecha.

Triunfo que ubica momentáneamente a Liverpool como puntero de la Premier con 94 puntos. Manchester City queda segundo con un partido menos con 92.

Los reds deberán aguardar un empate o victoria de Leicester para depender de sí mismos a falta de una fecha, que será como local ante los Wolves de Raúl Jiménez. Antes, los de Klopp deberán recibir por Champions a un Barcelona que va con tres goles de ventaja y un pie en la final. Se deberá esperar también para saber si Salah y Firminho podrán estar para ese partido.