En partido del Grupo C, Málaga vence por la mínima diferencia a Milan.

Málaga y Milan jugaron a tú las traes. Después de iniciar el encuentro estudiándose el uno al otro, ambos equipos se abrieron a los 30 minutos y se dejaron fluir mutuamente para disputar un partido de ida y vuelta.

Milan tuvo en Emanuelson a su hombre más peligroso. Con desequilibrio y pases de gol, el jugador impulsó el ataque de los de Allegri. Para su mala fortuna, Pazzini y El Shaarawy olvidaron el imán goleador en el vestuario y desperdiciaron las oportunidades creadas por Emanuelson.

Por su parte, Málaga encontró en Joaquín al villano/héroe de su causa. Antes de irse al descanso, el español falló un penal. Con ese bajón anímico regresó a la segunda mitad para desquitarse de su yerro. Al 64′ se sacó la espina y marcó el tanto del triunfo.

Considerado el club sorpresa o caballo negro de la Champions, Málaga se consolida como líder de su grupo a costa de un Milan que, aunque Nocerino diga que la historia de gloria no se toca, sigue en picada y no encuentra el rumbo para hacerse respetar.

MÁLAGA: Caballero; Wellington, Demichelis, Gamez, Eliseu; Iturra, Camacho, Isco, Portillo (Onyewu 90+3′); Saviola (Santa Cruz 70′), Joaquín (Duda 85′).

MILAN: Amelia; Bonera, Acerbi (Krkic 79′), Mexes, Ambrosini; Constant (Pato 69′), De Sciglio, Montolivo, Emanuelson; Pazzini, El Sharaawy.

Lee también   LEV 0-0 MAD | Un Madrid impotente