En partido correspondiente a la jornada 6 de la Premier League, Manchester United 1-2 West Bromwich.

¡Tómala! Después de un primer tiempo sin anotaciones, West Bromwich volvió al campo con bárbaros deseos de silenciar a Old Trafford. Sin miedo al anfitrión, los visitantes buscaron el gol y al 54′ lo consiguieron gracias a Morgan Amalfitano.

Apúrenle, apúrenle. Viéndose en desventaja, Manchester United no perdió el tiempo en asimilarlo y apresuró el paso para emparejar los cartones. Tanta prisa surtió efecto al 57′ cuando Wayne Rooney puso el balón en las redes.

Sorpresa, sorpresa. Así como lo demostró ante Arsenal a mitad de semana en la Capital One, West Bromwich es un equipo que no renuncia al ataque y se lo hizo saber con creces a los Devils. Ansiosos de dañar a Manchester United en su propia cancha, lo lograron al 67′ cuando Saido Berahino puso el segundo en la cuenta de la visita. ¡El gol del triunfo!

La vuelta de Chicharito. Después de llenarle el ojo a David Moyes por su actuación frente a Liverpool, Javier Hernández recibió la confianza para iniciar nuevamente un encuentro como titular. Desafortunadamente para su causa, la suerte no estuvo de su lado. Participó 58 minutos donde a lo mucho tuvo un disparo al arco y un avance sancionado como fuera de lugar.

Lejos de la cima. Con este resultado, Manchester United se relega a mitad de la tabla general con apenas siete puntos, muy distante de los primeros planos.

Lo que viene. En la próxima fecha, Manchester United visitará al Sunderland y West Bromwich recibirá al Arsenal.

Lee también   Manchester City oficialmente se retira de la Superliga