No puede ser mejor el inicio de Premier League 2017-2018 para el Manchester United, que este sábado venció al Leicester City en Old Trafford por 2-0 para instalarse en la cima de la tabla, con un andar sin fisuras.

Un partido difícil se tornó contra los Foxes, que pusieron todas las trabas para que el United de José Mourinho no pudiera ganar. Sin embargo, la insistencia de los Red Devils pudo más y terminaron imponiéndose.

Romelo Lukaku no tuvo suerte de cara al gol esta vez, incluso desperdiciando un penalti a los 53 minutos. Para su suerte y la del equipo, Marcus Rashford encontró el gol a los 70′ para poner calma a todos los aficionados rojos.

Para finiquitar el pleito, un gol de Marouane Fellaini a ocho del cierre fue el tanto definitivo para dejar sin oportunidad al Leicester dirigido por Craig Shakespeare, que cayó por segunda vez en tres partidos.

El United, que sigue su camino en Premier contra el Stoke City la próxima semana, alcanzó los nueve puntos con 10 goles a favor y ninguno en contra, scando dos puntos de ventaja a Huddersfield Town y Manchester City, algunos de sus tempranos perseguidores.

AN.

Lee también   Víctor Valdés entrenará con el Manchester United