En partido amistoso celebrado en el San Petersburgo, el anfitrión de la próxima Copa del Mundo, la Selección de Rusia recibió a la Selección de Francia, dentro de la actividad de la Fecha FIFA.

Durante la primera mitad, los comandados por Didier Deschamps fueron mejores en el trato de la pelota y mostraron mucho mayor dinamismo de medio campo hacia el frente, con un tridente formado por Anthony Martial, Ousmane Dembélé y quien sería la figura del encuentro, Kylian Mbappé.

Fue al atacante del PSG quien abrió el marcador al 40′, luego de recibir un pase profundo de Paul Pogba, enganchar al centro y definir con un potente disparo a primer poste, mandando así a los visitantes con ventaja al descanso del cotejo.

Kylian Mbappé marcó un doblete y fue la figura del encuentro.

Ya en la parte complementaria, sería Pogba el encargado de ampliar la ventaja para el conjunto galo, justo al 49′, con un soberbio cobro de tiro libre que dejó sin posibilidades al guardameta Andrey Lunev.

Los locales consiguieron responder y acercarse en el marcador al 68′, con la anotación de Fedor Smolov que devolvió el animo y la esperanza a quienes asistieron a la casa del Zenit, llegando Rusia a vivir sus mejores momentos del encuentro, luego de descontar.

Cuando el público local se entusiasmaba con un posible empate, la figura de Kylian Mbappé volvió a surgir, en esta ocasión para sentenciar el encuentro al 83′, marcando el 1-3 definitivo, resultado que alivia a Francia de su derrota ante Colombia y que deja a Rusia con serias dudas de cara a su máximo certamen.

Lee también   Cero puntería