Milan sigue sin despegar de la mano de Pippo Inzaghi y hoy perdieron en casa ante un Atalante que se mostró más hambriento de éxito. El ex equipo de Layún no se desvivió atacando, pero fue efectivo.

El primer tiempo no tuvo un amplio dominador Milan al frente con pocas ideas y esperando un chispazo, mientras que el Atalanta esperaba su oportunidad. La paciencia dio resultado a los de Bérgamo, ya que en una muy bien llevada, lograron asistir a German Denis dentro del área, que con un gran golpeo de exterior batió a Diego López y puso el 0-1. Con ese marcador se llegaría al descanso.

El segundo acto no fue muy distinto al primero. El Atalanta le dejaba al Milan el protagonismo con el balón, pero los lombardos no eran capaces de llegar con peligro. Ménez y su magia no llegaron el día de hoy. De lo poco rescatable de la segunda mitad fue un disparo de Pablo Armero que se fue por muy poco. Rami la tuvo de cabeza a pocos minutos del final, pero su remate de cabeza se fue muy centrado.

Una derrota más de los locales en un estadio que años atrás era un fortín y que en apenas dos semanas ya han ganado Sassuolo y Atalanta.

Lee también   Ibrahimovic con hat-trick lideró al United en la goleada contra el Saint-Etienne