En partido correspondiente a la jornada 7 de la Serie A, Milan 1-0 Sampdoria.

Con lo que hay. Sin elementos como Kaká, Balotelli y El Sharaawy, Allegri se la juega con lo que tiene al alcance para tratar de mantener en equilibrio a una escuadra golpeada por lesiones y suspensiones.

Los agarraron dormidos. El primer tiempo careció de goles, pero iniciada la segunda mitad un minuto bastó para olvidar los primeros 45. Arrancando la parte complementaria, Milan encontró el gol gracias a una asistencia de Robinho sobre Valter Birsa. Los jugadores de Sampdoria ni cuenta se dieron, andaban papando moscas.

Aunque sea de consuelo. El triunfo significó un pequeño escalón para Milan, que llega a ocho puntos pero se mantiene lejos de los primeros sitios. Podría presumir de retornar a la victoria después de tres partidos sin conocerla.

Lo que viene. En la próxima fecha, Milan visitará ni más ni menos que a Juventus. En tanto, Sampdoria recibirá al Torino.

Lee también   Eto'o es separado del plantel