Tras la expulsión de Vilar al 34’, América se adueñó del partido, pero su falta de puntería le dio a vida a un Morelia que sigue invicto con Bustos.

El travesaño y la buena actuación de Felipe Rodríguez bajo los tres postes michoacanos, le quitaron al América la posibilidad de salir con un triunfo del estadio Morelos en el juego inaugural de la jornada 10 del Clausura. Los de Coapa tuvieron las oportunidades, pero el resultado terminó en empate a un gol con anotaciones de los goleadores, Héctor Mancilla y Christian Benítez.

Morelia fue un tren tras el silbatazo inicial. Una locomotora que en apenas 53 segundos de tiempo corrido pegó el primer golpe. Jefferson Montero robó la pelota, le ganó a Aldrete por la banda derecha, levantó la cara y le puso un bombón a Mancilla, que remató de cabeza con tal fuerza que el manotazo de Muñoz fue inútil. Morelia lo ganaba desde el arranque.

El fervor inicial de los michoacanos no cobró mayor factura en la meta americanista, que ya no se sintió amenazada después del gol. Con el correr de los minutos, América equilibró las acciones y poco a poco empezó a generar. Christian Benítez puso sobre aviso a Vilar con un cabezazo que reventó el travesaño tras un tiro de esquina al 21’.

El partido se hizo de ida y vuelta. Mucho equilibrio en medio campo, zona poblada de jugadores de gran calidad en el juego. Fue en una jugada de táctica fija cómo llegó el empate. La zaga de Monarcas jugó al fuera de lugar, pero Joao Rojas se quedó colgado, habilitó a Benítez y el ecuatoriano fusiló a Vilar tras controlar en el área chica al minuto 29.

Lee también   MYTHBUSTERS NORTEÑOS

Cinco minutos después llegó la jugada que cambió el partido. Vilar derribó a Raúl Jiménez en el área para evitar que el atacante definiera tras un gran pase de Osvaldo Martínez. Paul Delgadillo pitó el penal y expulsó al portero y capitán de Monarcas, pero el paraguayo Martínez estrelló el cobro desde los once pasos en el travesaño en una ejecución con demasiada violencia.

El segundo tiempo se jugó con la cancha inclinada a favor del América, que no encontró la llave para ganar el partido. Felipe Rodríguez evitó con un gran lance lo que parecía un gol de cabeza de Raúl Jiménez en la más peligrosa de la visita.

Al final hubo reparto de puntos, un improvisado que saltó semi-desnudo al campo y un empate que por las circunstancias, le supo mejor a Monarcas.