Con un cabezazo de Francisco Meza, Monarcas se despidió de la Copa Libertadores sin siquiera haber llegado a fase de grupos. El global fue un empate dos goles, pero por el criterio de anotar como visitante, Independiente Santa Fe superó el repechaje.

Sólidos. En el primer tiempo Morelia se mostró muy compacto. No provocó peligro, pero solo permitió una llegada de peligro de los colombianos, desperdiciada por un cabezazo fallido de Jonathan Copete.

La suya. Monarcas también tuvo su opción en el primer tiempo. Fue de Armando Zamorano, quien tardó un tiempo en resolver y su disparo salió a las piernas del portero Camilo Vargas.

Falló el capitán. Se esperaba mucho de Aldo Leao Ramírez en su retorno a tierras colombianas, pero al 52’, tiró un codazo por detrás a Omar Pérez y se fue expulsado dejando en desventaja a su equipo.

Lo aprovechan. Cinco minutos después, Francisco Meza aprovechó la débil marca de Duvier Riascos para rematar en el área chica y vencer a Felipe Rodríguez. Con ese gol fue suficiente.

Compensa. Al 62’, el árbitro echó a Luis Seijas por una patada sobre Duvier Riascos, para que ambos equipos jugaran con diez hombres la media hora final.

Zurdazo. Monarcas ocupaba un gol, pero no generó demasiado para anotarlo. La más peligrosa fue un zurdazo a balón parado de Carlos Morales, bien contenido por el meta Vargas.

Le temblaron las piernas. ‘Vaquerito’ Morales tuvo una más para Monarcas. Estaba sólo en el área, pero no controló bien, el balón se alargó y se esfumó la posibilidad.

Lee también   MEX 3-0 NZE | Caminando a la Copa Oro